Los docentes hicieron oír sus reclamos en las calles de Bariloche

La adhesión al paro alcanzó el 98% y más de mil docentes reclamaron en la sede del Ipross y en el Centro Cívico.





«Maestro luchando también está enseñando» decía uno de los tantos carteles que un docente exhibía durante la marcha encabezada por el gremio Unter que se inició hoy a las 11 en Onelli y Brown. La protesta tuvo una primer parada en la sede de la obra social provincial Ipross, en la calle Mitre, y luego concluyó en el Centro Cívico donde también se lleva a cabo el acampe policial en reclamo de un salario básico de 120.000 pesos.

En Bariloche tanto la delegada de Educación de la Región Andina, Beatriz Alarcón, como la secretaria general de la Unter Bariloche, Patricia Lande, consideraron que el nivel de acatamiento al paro alcanzó el 98%. «Exigimos un aumento salarial por encima de la inflación», señaló la dirigente que lideró la movilización.

La movilización reunió a más de mil docentes que estuvieron acompañados por el gremio Sitrajur y Soyem.

«Estamos reclamando por nuestro sueldo. La gobernadora está generando una pelea absurda. Ella fue docente y sabe que se pelea. Esta es una grieta absurda con los docentes y con el resto de otras instituciones. Con estas discusiones genera más discordia», señaló Yaneth, una docente de la escuela de Dina Huapi.

Otra docente que no quiso brindar su nombre ni mencionar en qué escuela trabaja aseguró que concurrió a la marcha porque le descontaron los días de paro aunque ella decidió trabajarlos. «Los descuentos fueron masivos. También le descontaron a gente que estaba con licencia por maternidad. Lo único que nos dicen ahora es que hay que esperar para hacer el reclamo», dijo.

Ailín, de la escuela especial 19, también cuestionó los descuentos masivos por los días de paro: «El gobierno nos mandó a conciliación obligatoria. No está haciendo lo que corresponde porque hay intención de llegar a un acuerdo y aún así descuentan«.

Durante la movilización, otros docentes reclamaron «condiciones dignas de trabajo» en los edificios y que los chicos cuenten con el refrigerio. «La gobernadora se olvidó de donde salió: fue docente y estuvo en estas marchas exigiendo lo mismo que hoy pedimos nosotros», acotó Amorina, de la escuela especial 19.

En la puerta del Ipross, luego de entregar un petitorio, Lande exigió «una urgente definición política para resolver los problemas que nos aquejan a los afiliados. Necesitamos profesionales de todas las especialidades, una ampliación de los consultorios externos, reintegros en tiempo y forma y que no se cobre más el plus».

Una docente jubilada, Mirta Ferrario, secretaria de Derechos Humanos de la Unter Bariloche, cuestionó que se exigen mejoras en el Ipross desde hace años y no hay respuestas. «La atención es cada vez peor. Te dan turnos a varios meses. Merecemos una atención de primera porque aportamos mucha plata», aseguró, al tiempo que recalcó que «como jubilada le descuentan un monto mayor que a los docentes activos».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los docentes hicieron oír sus reclamos en las calles de Bariloche