Sorpresiva propuesta de inversión para evitar la quiebra de la minera de Andacollo

Trident Southern Explorations, la concesionaria de la mina de oro del norte neuquino, presentó una nueva estrategia en el juzgado a cargo del concurso. Una sociedad minera y petrolera de Texas con nombres vinculados a la misma empresa estaría interesada en financiar el proyecto.





Una sorpresiva propuesta de inversión busca darle más tiempo a Trident Southern Explorations de Argentina, la concesionaria de la mina de oro y plata de Andacollo, para evitar la quiebra. La firma presentó el viernes, al cierre del plazo para conseguir adhesiones de sus acreedores para pagar sus deudas, una nota enviada por una sociedad con sede en Texas para realizar «una inversión concreta y específica» en el yacimiento metalífero del norte neuquino.

La empresa es Hoyl Oil & Mineral, Inc y dice tener «vasta experiencia en actividades mineras y de la industria del petróleo», habiendo participado de proyectos «de manera globalizada tanto en América (Estado de Texas y República de Chile) como en África y Australia». La misma tiene sede en Dallas y la firma William Davenport, un apellido conocido dentro de la madeja de sociedades vinculadas a Trident. (Ver abajo)

En la nota que ahora forma parte del expediente del juzgado comercial 23 de Buenos Aires, la firma indica que «las perspectivas y potencialidades de los yacimientos ubicados en Andacollo son considerados como una posibilidad muy concreta de desarrollar un negocio que aparece como muy rentable».

«Hemos estado revisando informes técnicos, estudios, relevamientos e investigaciones sobre el campo y somos muy optimistas sobre las posibilidades del yacimiento, sobre todo desde el punto de vista de la actividad extractiva del mineral con miras a su exportación», plantearon.

Desde Hoyl Oil & Mineral afirmaron que, para analizar posibles innovaciones tecnológicas y la reestructuración de las deudas laborales, sociales y tributarias necesitarían obtener acceso a «más información», por lo que solicitaron un tiempo adicional de 30 días. «Tenemos la voluntad e intención de realizar una propuesta de inversión concreta y específica en esta área, en los volúmenes que sean necesarios, para obtener la rentabilidad y sustentabilidad del Proyecto en el largo plazo», dice el escrito.

La mina de oro y plata de Andacollo está paralizada desde el 2020, cuando su actual concesionaria, Trident Southern Explorations de Argentina, entró en concurso de acreedores.

Fue luego de varios meses de conflicto que dejaron salarios sin pagar a los que, por entonces, eran 240 trabajadores, además de un tendal de deudas con proveedores que superan los 900 millones de pesos.

La firma pidió ahora al juzgado una extensión del período de exclusividad del concurso (el tiempo para la presentación de propuestas a los acreedores) de 60 días. «Ello a la luz de la manifestación recibida por Trident de una empresa del rubro que expuso su voluntad expresa e inequívoca de culminar ciertos análisis sobre el Proyecto para concretar una inversión que permita para este proceso una salida menos drástica, traumática y perjudicial para los acreedores que la declaración de quiebra», argumentaron.

Un socio en común y una dirección compartida en Dallas


La propuesta para invertir en Trident Southern Explorations de Argentina y «salvar» el proyecto minero Andacollo lleva la firma de William Davenport como representante de la empresa Hoyl Oil & Mineral, Inc. De la misma solo es posible conocer, con una búsqueda rápida en internet, que se registró oficialmente hace 41 años y cinco meses y que no tiene redes sociales activas.

Sin embargo, el dato más interesante se encuentra al rastrear el nombre de Davenport. La nota indica como dirección de la empresa 14111 Inwood Road, Dallas, en el estado de Texas de Estados Unidos, la misma que otra sociedad minera que tiene a Davenport como director: Trident Minerals and Exploration, LCC.

Según los registros públicos del gobierno de Texas accesibles en la web, esa firma tiene de apoderado a Bart Davenport, justamente uno de los socios de la firma TSE UK Limited, que controla el 95% de las acciones de Trident de Argentina.

Ninguna de estas coincidencias están explicitadas en la propuesta conocida el viernes, cuyo firmante asegura a los representantes de Trident que son «una compañía dedicada a financiar proyectos de inversión» y que el negocio en Andacollo luce «muy rentable».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sorpresiva propuesta de inversión para evitar la quiebra de la minera de Andacollo