Por no usar los neokits, en la cordillera de Neuquén los test de Covid tardan hasta 4 días

Los test habían sido donados por el Instituto Malbrán pero no llegó la decisión política del gobierno provincial. Ahora el personal ya está capacitado, pero aún siguen sin poder implementarse.





Antes de la primera ola de la pandemia, San Martín de los Andes y Villa La Angostura habían recibido la donación de 3.000 neokits para la detección rápida y precisa del coronavirus. Faltaban las capacitaciones al personal, pero estaba todo dado para que eso suceda. Sin embargo, desde el ministerio de Salud nunca se aprobó su utilización en la cordillera y los test al borde del vencimiento tuvieron que ser enviados al hospital Castro Rendón, el único donde se implementan en la provincia. La falta de descentralización de los testeos hace que en la cordillera haya que esperar hasta cuatro días para obtener los resultados.

Los contagios no paraban de crecer en la zona cordillerana, la distancia con el laboratorio central (ubicado en Neuquén Capital) y el cuello de botella que había en este provocaban que los resultados de los test PCR que se hacían en la cordillera tardaran hasta cuatro días en llegar a destino. En ese contexto, había 3.000 test neokit que había sido donados y que no podían utilizarse por una falta de decisión política.

Los había donado el instituto Malbrán junto al equipamiento necesario para que esas pruebas puedan realizarse en la cordillera, y también se ofrecían las capacitaciones necesarias. Pero finalmente, los test a punto de vencese tuvieron que enviarse al hospital Castro Rendón, el único donde el ministerio de Salud provincial aprobó su uso.

Los neokits son test rápidos con eficacia similar a la prueba PCR y que tienen la ventaja de que equipamiento es mucho más económico y fácil de implemetar en cualquier hospital. ¿Por qué no se implementaron? Es una respuesta que el gobierno provincial nunca le dio a RÍO NEGRO, ni tampoco hizo pública por ninguna vía.

La diputada provincial del Pro, Leticia Esteves presentó un pedido de informe para que el gobierno explique por qué no se permitió la utilización de los neokits en la cordillera neuquina. Tampoco en la legislatura recibieron respuesta del Ejecutivo. «Es una de las tantas cosas que nos tiene que responder la ministra de Salud que no asistió nunca a la legislatura y no ha contestado los pedidos de informe», denunció Esteves.

Y agregó: «nunca explicaron nada, en algún momento de manera extraoficial nos dijeron que el personal no estaba capacitado y nosotros decíamos que la misma fundación estaba a disposición para hacer la capacitación, que era algo muy sencillo. Después nos dijeron que el hospital no tenía las campanas, pero después supimos por la cooperadora del hospital que si estaban las campanas, que habían sido donadas el año anterior al hospital. No hemos recibidos respuestas claras y tampoco una respuesta oficial».

«Sabemos que el ministerio no ha permitido la venta libre de estos neokits en farmacias, pero no sabemos si van a llegar nuevos. Estos (los que terminaron en el Castro Rendón) fueron donados por la fundación Milstein y el insituto Malbran, no es un esfuerzo que había hecho el ministerio de Salud, esperemos que ahora si lo hagan porque es fundamental«, cerró la diputada.

Con la llegada de la segunda ola de contagios y con el sistema de Salud de nuevo al límite, la demora en los resultados de los testeos en localidades alejadas de la capital neuquina vuelve a ser un problema. Y es allí donde resurge la necesidad de implementar formas de diagnósticar Covid-19 de forma local, y los neokits vuelven a ser una opción que espera, nuevamente, la aprobación del gobierno provincial.

A diferencia del año pasado, esta nueva ola encuentra los equipos ya instalados, por lo menos en Villa La Angostura, y el personal capacitado. La semana pasada, investigadores y asesores del Instituto de Ciencias y Tecnología Dr. Cesar Milstein-Conicet, y docentes de la Asociación Argentina de Técnicos y Auxiliares de Laboratorio en Análisis Clínicos estuvieron en la localidad formando a todo el personal del Laboratorio en detección molecular simplificada (PCR isotérmica) de SARS CoV-2, básicamente en la utilización de los neokits. Aunque, claro, esta vez faltan los test.

“Ha sido un excelente entrenamiento teórico /práctico utilizando los equipos donados por Y-TEC y los test desarrollados por el estado argentino a través del consorcio público privado que constituyó el ICT Milstein”, sostuvo, en diálogo con Diario Andino, la concejal Marta Cicconi, gestora de la iniciativa.

Es así que estamos en condiciones de realizar un diagnóstico técnicamente simple pero extremadamente preciso, que detecta al virus tanto en personas sintomáticas como asintomáticas. Esto permite un aislamiento temprano de los casos positivos evitando la propagación del virus”, agregó la concejala de Juntos por el Cambio, quien para este proyecto contó con el apoyo de todos los bloques.

Y subrayó que la utilización de estos test rápidos en la localidad “es una evidente ventaja logística y de accesibilidad que evita demoras eternas y costos públicos por enviar las muestras a la ciudad de Neuquén, y pone en acción un centro de excelencia diagnóstica en nuestra querida ciudad”.

Ante la falta de respuesta del Estado provincial, Cicconi deseó “que las autoridades tomen conciencia de la necesidad de la población y acompañen esta capacitación con los recursos y la decisión política que amerita el esfuerzo que nuestros trabajadores de salud, nuestros excelentes profesionales, y la ciudad toda hacen en pos de superar esta pandemia”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Por no usar los neokits, en la cordillera de Neuquén los test de Covid tardan hasta 4 días