Por poco no tocó con Colón

Por zurdo, cambió guitarra por bajo, instrumento que toca hace 25 años. Desde entonces, formó múltiples bandas con músicos locales y de afuera. El viernes compartió escenario con Litto Nebbia en el CCK de Buenos Aires.

Por Redacción

P- En diez palabras más o menos, ¿quién es Gustavo Giannini?

R- Un músico laburante e independiente, con todo lo que implica serlo en este país: muy, muy difícil.

P- Cuándo cambiaste la guitarra por el bajo?

R- Toqué guitarra y batería durante cinco años, pero como soy zurdo para escribir probé de posición zurda y no me hallé. Al bajo lo agarré a los 15 años. Hasta ese tiempo no toqué ningún instrumento.

P- ¿Te acordás cuándo fue que dijiste “ok quiero ser músico”?

R- Empezó como un juego a los 14 años, con amigos y mucho punk rock. Me di cuenta que la música era lo que quería para mi vida. Estudié filosofía un año y después me empecé a dedicar de lleno a la música.

P- ¿Y te acordás cuántas bandas tuviste?

R- No me acuerdo! Entre fines de los 90 y comienzos de los 2000 llegué a tener siete bandas. Tendría que hacer un registro.

P- ¿Cuántas bandas tenés activas hoy?

R- También es difícil saberlo. Con Canabislito Funk y Gustavo Giannini Quinteto venimos hace muchos años. También con Cacho Lobello Trío... son bandas con las que tocamos más de los ensayamos. Con Zezé y el Negro Farías. Y después están los proyectos con los músicos de Buenos Aires como Hielo Negro con el Soldado, Litto Nebbia y el Power Trío del Sur, Willy Crook y The Puelches, Mariano Martínez y Animales en Cautiverio, Claudio Gabis y la Cofradía del Sur.

P- ¿Cuál fue la banda más bizarra que tuviste?

R- Pudo haber sido Valiant Azul, una banda donde cantaban el Gato Burgos y Renzo Álvarez, Chorky tocaba la armónica y Leo Álvarez, la batería. Tocábamos todos los fin de semanas en el bar “El Gallo Claudio”. Ahí pasé las noches más bizarras de mi vida (risas).

P- ¿Cómo fue que comenzaste a ser la banda soporte de los músicos de afuera?

R- Gracias al contacto de amigo Javier Celoria. También gracias a una ley que dice que cada músico que venga de afuera tiene que tener bandas soporte locales que toque media hora antes. Y porque les soy fácil porque no les muevo el escenario, pongo mi equipito, no soy cholulo, no molesto a los músicos que vienen. Les resulta fácil tener a un tipo que toque el bajo solo y a mi me encanta tocar el bajo solo.

P- ¿A quién le armaste la primera banda para girar en el sur?

R- El primer recital que armé fue Fun People en el 98. No, antes! 1943, una banda de Ezpeleta, no sé, en el 96. Las primeras giras fueron con Litto.

P- Ahora mismo estás ensayado con Litto. ¿En qué andan?

R- Estamos ensayando con Litto porque hoy viernes (anteayer) tocamos en la Ballena Azul del CCK un concierto por los 70 años de Litto. Él propuso hacerlo con el Power Trío del Sur, que formamos con Julián Cabaza. También Leopoldo Deza, un excelente músico tucumano, y como invitados, Los Reyes del Falsete.

P- ¿Aún deberíamos seguir desconfiando del guitarrista?

R- Nunca hay que dejar de desconfiar en un guitarrista.

P- El bajo se alía a la batería. ¿Quién es el aliado del guitarrista?

R- ¡El espejo! (risas) Los bardeo porque los quiero.

yo soy: gustavo giannini


Comentarios


Por poco no tocó con Colón