“Por primera vez una oposición le marca la cancha”



#

Archivo

Entrevista al exvicecanciller Andrés Cisneros

Cisneros cree que a Capriles no le alcanzará.

BUENOS AIRES (ABA).- La conversación comienza con una especie de juego: ¿Quién tiene más chances de ganar las respectivas elecciones presidenciales: Henrique Capriles a Hugo Chávez en Venezuela, o Mitt Romney a Barack Obama en los Estados Unidos? - Los dos parecen “perdedores cercanos”. Capriles parece estar cerca, aunque es difícil que gane; en cuanto a Estados Unidos, varias elecciones se definieron por una diferencia de 100.000 votos. Ahí prefiero no hacer pronósticos”, dice el ex vicecanciller y analista en política internacional, Andrés Cisneros. De todos modos, Cisneros le atribuye un impacto decisivo a la elección de hoy en Venezuela. “Gane o pierda Capriles; la realidad política va a cambiar radicalmente. Si triunfa desde luego, pero si cae derrotado por escaso margen, Chávez por primera vez se encontrará con una oposición capaz de marcarle la cancha, obligarlo a negociar y ponerle límites. Los populismos no prosperan en los sistemas políticos donde la oposición es fuerte”. A Cisneros -como a muchos observadores- le cuesta creer que en una situación de virtual empate Chávez acepte ceder el mando. “En general, ese tipo de personalismos no suele respetar la derrota, aunque hay que abrir el beneficio de la duda; si aquello ocurre puede haber grandes disturbios y en caso de intervenir las Fuerzas Armadas es probable que se incline por el líder bolivariano”. El principal efecto que arrojará el acto electoral, en la concepción de Cisneros, será el tema de la inserción de la región en el mundo. “Latinoamérica tiene una débil inserción para generar desarrollo sostenido. Con Chávez, esto se ha acentuado porque el continente se ha dividido en dos: los países bolivarianos (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua) y el resto de concepción republicana. Por otra parte, Capriles reforzaría el esquema de acuerdos de su país con Perú y Colombia más que con el Mercosur”. En cuanto a la Argentina en sí, tras una asistencia inicial de Venezuela hacia nuestro país - financiera y en principio relacionada con la energía-, Cisneros entiende que se ha vuelto retórica. “Ya no presta a tasas del 15 % anual; el supuesto Gasoducto del Sur anunciado por Chávez quedó tan en fantasía como aquí el tren bala”. Sobre el reciente entendimiento entre la Argentina e Irán, ¿en cuánto pudo haber influido el comandante bolivariano?, se le preguntó. “No creo que demasiado, ese giro me resulta inentendible; creo que está más relacionado con un guiño a un sector del electorado argentino nostálgico de Cuba, antinorteamericano y que simpatiza con Chávez”, sostuvo Cisneros.


Comentarios


“Por primera vez una oposición le marca la cancha”