Por qué la región es “zona roja” pero no retrocede a fase 1

Río Negro y Neuquén aparecieron dentro de las regiones con mayor incidencia del covid-19 en el mapa que presentó ayer el presidente Fernández. Sin embargo, el regreso al aislamiento no alcanzó a ninguna de las dos provincias.





La gobernadora Carreras admitió en su reunión virtual con Fernández que hay “hartazgo y cansancio” en la sociedad.

La gobernadora Carreras admitió en su reunión virtual con Fernández que hay “hartazgo y cansancio” en la sociedad.

Las “zonas rojas” -alta circulación viral- de Río Negro habrían quedado excluidas recién ayer a la mañana cuando existió un cruzamiento de registros.

El parámetro de Salud nacional estuvo en las provincias o regiones con duplicación por debajo de 15 días y, según sus registros, Roca y Bariloche estaban en esa franja, pero finalmente incorporaron las cargas de los últimos días y cotejaron con los técnicos rionegrinos, confirmando que esos índices estaban en 30 y 21 días, con un promedio provincial de 16 días.

Antes del anuncio presidencial, el ministro de Salud, Fabián Zgaib, desalentó un retorno general al aislamiento de Río Negro aunque admitió el análisis de situaciones puntuales, como San Antonio y Huergo por los aumentos de los contagios. Habló de bajar de fase y retomar algunas restricciones.

Descontó, en igual sentido, que el cordón sanitario de General Conesa -que vence el martes- se prolongará por otra semana porque el plazo mínimo siempre son 14 días y que se dispone inicialmente por siete días para resolver con el tiempo si es necesario mantener las medidas drásticas en el objetivo de reducir la circulación.

En dos ámbitos, Río Negro evaluó el jueves el proceso del covid-19 con Nación. En la mañana, el equipo de Salud lo analizó con los expertos de epidemiología.

Zgaib aseguró que esa evaluación se concentró en Bariloche. Luego, la gobernadora Arabela Carreras participó de la videoconferencia del presidente Alberto Fernández y pares provinciales.

La rionegrina brindó un informe y se mostró preocupada por el incremento de los casos positivos. Resaltó el operativo de seguimiento en Roca, entendiendo que permitió frenar el aumento de contagios y que “los operativos se replican en otras localidades”.

Según Zgaib, el seguimiento de los sospechosos -aquellos contactos estrechos de positivos- se cumplía en forma telefónica pero, en Roca, se armó un equipo de voluntario -hoy de medio centenar- y “vamos todos los días a las casas para controlar que cumplen con sus aislamientos. Así no siguieron subiendo los casos”. Contó que ayer existían 287 familias aisladas.

En el gobierno rionegrino se entendió que no había demasiado margen para mayores limitaciones en Bariloche y el Alto Valle.

En líneas generales, Carreras lo expresó ante Fernández y la docena de pares de las provincias más complicadas.

“Se nota el hartazgo y cansancio de la sociedad”, afirmó la gobernadora rionegrina, tras lo cual, enfatizó que “es más necesario que nunca el compromiso de cada uno”.

Habló de la campaña “Compromiso y Esperanza” lanzada por la provincia, apuntando a concientizar en la nueva etapa.

Distanciamiento social con más controles en Neuquén

El gobierno de la provincia de Neuquén informó que no modificará las restricciones y flexibilizaciones que hay en las ciudades con transmisión comunitaria y las que se mantienen con distanciamiento por no tener casos activos de coronavirus.

Luego de 147 días de cuarentena, el presidente Alberto Fernández extendió hasta el 30 de agosto las medidas restrictivas en la pandemia por coronavirus.

El conglomerado urbano de las ciudades de Neuquén, Plottier y Centenario al igual que Cutral Co y Plaza Huincul están declaradas como zona de transmisión comunitaria, es decir que se ignora el origen de los contagios.

Para asegurar el cumplimieto de las medidas que implican el uso de tapabocas, el distanciamiento y la imposibilidad de compartir mate mientras se mantienen las salidas según el DNI, el gobierno instrumentó un operativo por el cual saldrán a la calle a reforzar las medidas.

El programa Cuidarte tiene como objetivo ayudar a las personas a que apliquen efectivamente los hábitos saludables que evitan la circulación del virus.

La propuesta es llevada a cabo por los ministerios de Ciudadanía; Niñez, Adolescencia y Juventud; Desarrollo social y Trabajo; y Gobierno y Seguridad.

Se realiza en conjunto con municipios y por ahora no tiene efecto represivo sino informativo.

El ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez, explicó que con este programa contribuirán con lo respectivo al aporte de información y a la tarea que desarrollan “de manera excelente” las fuerzas de seguridad que ahora se destinaron a la prevención del delito.

“La idea es ayudar, complementar y sumarnos a esta batalla que nos presenta el coronavirus que no ha terminado”, indicó.

La provincia mantiene casi la totalidad de sus actividades comerciales abiertas, incluida la atención en restaurantes, bares o gimnasios, pero con restricciones diferentes según la situación epidemiológica de cada región.

La última novedad fue la activación del turismo entre localidades cercanas que no registren casos activos de covid-19, como ocurre en la zona sur y el norte provincial, aunque dependía en función de que existieran casos para regresar a la anterior fase de aislamiento.


Comentarios


Por qué la región es “zona roja” pero no retrocede a fase 1