Por sus dichos sobre la deuda, el MPN mandó a la senadora Sapag a "que se informe"

Fue a través del diputado provincial Maximiliano Caparroz. La legisladora había dicho que la provincia está fundida y que su deuda está entre las más grandes del país.



Caparroz es jefe del bloque emepenista en la Legislatura. Foto: archivo.

Caparroz es jefe del bloque emepenista en la Legislatura. Foto: archivo.

Las declaraciones sobre la deuda provincial que realizó la senadora por el Frente de Todos, Silvia Sapag, no cayeron bien entre las filas del Movimiento Popular Neuquino.

Luego de que la dirigente planteara que "en Neuquén estamos fundidos" por el peso de los vencimientos y el stock de deuda que ya supera los 70.000 millones de pesos, el jefe de la bancada oficial en la Legislatura, Maximiliano Caparroz, salió a contestarle.

"Es una enorme pena que no sepa que somos una provincia que tiene la suficiente solvencia económica para afrontar los compromisos asumidos", dijo el diputado, quien manifestó estar asombrado por "la desinformación y la mirada parcial sobre la realidad económica de nuestra provincia".

"En lugar de hacer política electoral debería preocuparse, entre otras cosas, porque Neuquén reciba un precio justo por sus recursos. Si nos pagan 52 dólares por mes el petróleo que produce Neuquén en lugar de los 66 dólares en los que cotiza, nadie va invertir en Neuquén", dijo Caparroz.

El jefe político del bloque emepenista en la Legislatura destacó que Neuquén "es una de las únicas donde aumenta considerablemente el empleo privado en contraste de lo que sucede a nivel nacional", lo que fue motivado por la industria hidrocarburífera. "Toda esta información es publica, es solo cuestión de que la busque y se informe", sugirió.

También fue más allá y le pidió a Sapag que "honre el legado de su padre (Felipe) y de su tío (Elías) y que no se entregue mansamente al poder central de Buenos Aires".

Si bien el gobernador Omar Gutiérrez aseguró días atrás que la provincia se había desendeudado en los últimos dos años, las declaraciones que realizó el ministro de Economía, Guillermo Pons, sobre el "estrés financiero" que atraviesa Neuquén generaron más dudas que certezas.

El funcionario mencionó la posibilidad de una reestructuración o reperfilamiento de la deuda este año, aunque luego no brindó más precisiones sobre el tema.


Comentarios


Por sus dichos sobre la deuda, el MPN mandó a la senadora Sapag a "que se informe"