Precario servicio de mamografías en Viedma-Patagones

Entre las dos ciudades de la comarca hay cinco aparatos para realizar los estudios, pero sólo dos están en funcionamiento. Mucha gente debe ser derivada al sector privado de salud.



#

El hospital Zatti tiene uno de los aparatos en funcionamiento, pero sus resultados generan algunas dudas.

VIEDMA (AV)- Si ya se hace difícil afrontar un tratamiento contra el cáncer, más puede alarmar en la Comarca Viedma-Patagones que el servicio de mamografías se viene ofreciendo en forma precaria.

Entre las dos ciudades, que además reciben una sobrecarga de consultas de mujeres que viven en la zona atlántica; se determinó la existencia de cinco aparatos. Sin embargo, se pudo saber que apenas dos funcionan en la actualidad y al parecer existen ligeras dudas sobre la precisión de los resultados que dan cuenta en el hospital Zatti de Viedma.

El director del nosocomio, Gonzalo Toundaián, reconoció que durante este año las prestaciones revistan algunas anomalías como consecuencia de las averías sufridas y que los responsables del servicio no estuvieron presentes en los primeros meses del año. Las últimas reparaciones cuestan entre 7.000 y 10.000 pesos. El año pasado estaba operando a razón de cinco consultas diarias.

Mencionó que debido a ello se debieron realizar derivaciones a un centro privado llamado Cedim, que es de propiedad de la misma persona que opera el aparato adquirido por Salud Pública para el hospital. Según aclaró Toundaián "no existen incompatibilidades" entre las prestaciones públicas y privadas porque "se trata de una única especialista que puede leer este tipo de diagnósticos", en referencia a la doctora Gloria Casco.

En el sector privado hay tres aparatos más que por lo que se pudo saber están fuera de servicio.

Toundaián señaló que habrá que seguir derivando al privado dado que algunas tomas "específicas" requieren de mayor precisión que "nosotros no podemos hacerlas".

El rosario de quejas también repercute en las oficinas locales de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec). Su secretaria, Paola Carrasco, dijo que hay gente "desesperada" porque el mamógrafo de la campaña nacional de esa entidad viene cada dos años a la ciudad y "siempre quedan mujeres afuera de las mediciones gratuitas que se promueven".

Planteó que "en el privado no funciona ninguna, ni siquiera el de Patagones, y el único de ese sector entró en servicio durante este mes", por lo tanto "la que tiene dinero viaja a Bahía Blanca, y a nosotros se nos terminó el subsidio en diciembre" como para atender la demanda.

Este tipo de exámenes es considerado como una de las puntas de lanza en la lucha contra el cáncer de seno.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres. Cuatro de cada cinco tumores que se encuentran en el seno son benignos. La mamografía detecta las lesiones mamarias que no son palpables.


Comentarios


Precario servicio de mamografías en Viedma-Patagones