Presencia policial para impedir el corte de la 22 y protestas en el centro de Neuquén

Los trabajadores de la PIAP se convocaron nuevamente entre Senillosa y Arroyito. Las organizaciones sociales marcharon a Casa de Gobierno.



Por la presencia policial, los trabajadores no pudieron cortar la Ruta 22 como ocurrió estos últimos días. (Mauro Pérez).-

Por la presencia policial, los trabajadores no pudieron cortar la Ruta 22 como ocurrió estos últimos días. (Mauro Pérez).-

Esta mañana, los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) se convocaron nuevamente sobre el puente El Carancho de la Ruta 22, entre Senillosa y Arroyito, para cortar de forma total el tránsito, como vienen haciendo desde el martes. Sin embargo, la diferencia de hoy la hizo la gran presencia policial que se apostó sobre la cinta asfáltica para impedir el bloqueo.

Además, organizaciones sociales se concentraron en la esquina de Roca y Rioja para construir una casilla de madera luego de que marcharon a la Casa de Gobierno, ubicada en el centro de Neuquén. El recorrido comenzó en el monumento, siguió por la avenida Argentina y terminó por la calle Belgrano.

Los médicos que integran el Sindicato de Profesionales de la Salud Pública (Siprosapune) están de paro y también se movilizan desde el hospital Castro Rendón, en Buenos Aires entre Alderete y Talero.

En el caso de la PIAP, el delegado Pablo Sosa informó que tuvieron que esperar que algunos de sus compañeros llegaran a pie hasta el punto de encuentro para realizar la asamblea, porque, informó, los agentes les impedían acercarse con sus autos. Por el momento, definieron permanecer agrupados a un costado del camino, entregando folletos a los conductores, que deben disminuir la velocidad cuando pasan por el sector.

Además, cuatro integrantes del grupo partieron a la capital provincial donde entregaron un petitorio al gobierno provincial solicitando una reunión urgente con las autoridades políticas porque aun no los han convocado.

Desde antes de ayer, los operarios de la PIAP impiden el paso durante el día por un sector de la ruta por el que la policía organizó un desvío para los vehículos livianos por el camping El Cisne, mientras que los pesados, como camiones y colectivos, debían esperar sobre la cinta asfáltica. Reclaman el pago de los sueldos de mayo y que les garanticen la continuidad laboral. Además, denunciaron que sólo incrementaron los salarios del personal jerárquico, mientras que los del resto del personal sigue congelado desde el 2017, cuando se paró la producción de la planta.

El otro foco de protesta se concentró en el monumento a San Martín, desde las 9.30, cuando se reunieron los integrantes de las organizaciones sociales CCC, PO, CTEP y el FOL. Desde allí marcharon a la Casa de Gobierno, ubicada en Roca y Rioja, para denunciar incumplimientos de la Provincia.

“La semana pasada, funcionarios de (Mariano) Gaido se habían comprometido a iniciar reuniones específicas de trabajo y vivienda, algo que finalmente no ocurrió. Lo mismo sucede con la cantidad de bonos de gas, donde se entrega menos de lo pactado. La entrega de leña, alimentos para las familias y comedores sigue sin concretarse”, explicaron desde las agrupaciones.

A las 10.30 también se movilizó Siprosapune, en reclamo de la ley de carrera profesionales que desarrollaron como respuesta al Convenio Colectivo de Salud, al que rechazan.

Mientras estas protestas donde se exige su intervención se sucedieron, el gobernador Omar Gutiérrez participó de la sexta mesa ejecutiva de Vaca Muerta, integrada por otros funcionarios provinciales y del gobierno nacional, más empresarios y sindicalistas, donde se debatieron distintos aspectos del sector. Luego, inauguró el refuerzo a la red de gas Neuquén – Plottier y a la tarde colocará la piedra fundamental del primer parque eólico provincial.

El ministro Mariano Gaido, a quien le pedían respuestas las organizaciones sociales, se mostró acompañando a Gutiérrez en el acto por la red de gas y en la inauguración del jardín 58. Alejandro Monteiro, el otro ministro vinculado a los conflictos de hoy por estar a cargo de Energía, aseguró en declaraciones a LU5, que Nación se comprometió a enviar fondos para ofrecerle el retiro voluntario a los trabajadores de la PIAP.

El otro camino es aceptar ser reubicados en el sector de ENSI que presta servicio a la industria petrolera. Estas son las opciones que se han reiterado desde el año pasado para los operarios y por la que, afirman, la planta de personal disminuyó. Sin embargo, quienes quedan esperan la reactivación de la fábrica.


Comentarios


Presencia policial para impedir el corte de la 22 y protestas en el centro de Neuquén