Prisión para el empresario de Cipolletti acusado por violencia de género

La justicia le dictó la preventiva por un mes. Fue por violar la restricción de acercamiento. El hombre acumula tres causas penales por hostigar a su expareja




El reconocido empresario de Cipolletti acusado de violencia de género contra su expareja pasará al menos un mes en prisión mientras avanzan las tres causas penales que pesan sobre él. Así lo dispuso la jueza de Garantías de Sonia Martín quien ordenó 30 días de prisión preventiva en la audiencia de formulación de cargos que se realizó días atrás.

El fiscal Guillermo Merlo lo acusó de violar una medida de judicial. Es que el empresario, reconocido en la región, no respetó la prohibición de acercamiento que rige sobre su expareja y los hijos que tiene en común. No se publica la identidad del acusado para preservar la identidad de los menores.

La víctima lo filmó cerca de su casa y esa prueba fue decisiva para que la fiscalía procesa a la acusación. Incluso, la semana pasada cuando se dispuso a realizar la audiencia de formulación de cargos se solicitó la detención del hombre. Estuvo prófugo varios días hasta que finalmente lo hallaron en Neuquén. Fue extraditado y el viernes se lo acusó formalmente.

En esa audiencia la fiscalía pidió cuatro meses de preventiva, pero la jueza dispuso de 30 días mientras avanza el proceso penal. Paralelamente hay otro expediente en el fuero de Familia que se originó hace más de cuatro años y está en manos del juez Jorge Benatti

El año pasado, el comerciante gastronómico fue acusado formalmente por el delito de daños. Fue luego que el hombre intentara incendiar el vehículo de la víctima. Las cámaras de seguridad que hay en ese sector tomaron imágenes que contribuyeron a la formulación de cargos. También se le formularon cargos por amenazas y violencia de género.

En el último mes, la mujer realizó dos denuncias ante la fiscalía porque el acusado no respeta la restricción. Desde el entorno de la víctima aseguran que el hostigamiento es permanente y que la violación a la orden judicial era “constante”.

A mediados de marzo, la víctima contó a Río Negro que el imputado se encontraba en el barrio. Detalló que dio aviso a la policía pero que no lo detuvieron. Horas más tarde la fiscalía se comunicó con la mujer para informarle que le darían custodia, además de informar al juez de Familia lo sucedido.

La mujer contó que esa situación es “constante” y pidió mayor “rigurosidad” por parte de las fuerzas policiales para que el hombre respete las medidas judiciales. Tras la última denuncia, con video de por medio, la fiscalía tomó medidas y solicitó la cautelar para evitar nuevas violaciones a la prohibición de acercamiento.


Comentarios


Prisión para el empresario de Cipolletti acusado por violencia de género