Proponen un alivio en la tarifa eléctrica de empresas en crisis de Río Negro

Nuevo impulso al reclamo que desde hace meses mantienen en Río Negro grandes consumidores. Ahora un legislador provincial impulsó ante el EPRE un pedido para eliminar de forma temporal el costo de reserva de potencia.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Los hoteles son uno de los grandes consumidores de energía que piden un freno al costo de reserva de potencia. Archivo

Los hoteles son uno de los grandes consumidores de energía que piden un freno al costo de reserva de potencia. Archivo

Los hoteles y empresas de Río Negro que tienen contratos de provisión de “potencia” diferencial en el servicio eléctrico reclaman desde hace la exención de ese cargo fijo, dado que en muchos casos tienen actividad nula y prácticamente no consumen. Pero hasta ahora no fueron escuchados.

El Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) recibió una nota del legislador del Frente de Todos Alejandro Ramos Mejía que propone eliminar en forma temporal ese componente de la tarifa y su eventual compensación con los fondos específicos de fomento eléctrico que recibe la provincia.

Ramos Mejía explicó que entre las firmas beneficiarias estarían varios hoteles, cabañas y frigoríficos de Bariloche, que desde el comienzo de la pandemia tienen facturación cero, o reducida al mínimo, pero aun así pagan el cargo de potencia, que no depende del consumo y que puede variar entre 100.000 y un millón de pesos mensuales.

Es un contrasentido que el Estado por un lado les ayuda a pagar los sueldos y le da créditos a tasa subsidiada, y por otro se les cobra una tarifa eléctrica por algo que no usan”, explicó.

Ramos Mejía presentó una nota al EPRE con el planteo y prepara un proyecto de ley, que ingresará el lunes a la Legislatura.

Dijo que el organismo regulador a nivel nacional (Enre) decidió suspender en mayo los cargos de potencia a aquellos grandes clientes que bajaron sus consumos más de un 50%. Pero esa medida tiene aplicación práctica sólo en Buenos Aires, porque las provincias cuentan con sus propias regulaciones.

Recordó que Río Negro recibe dos fondos de origen nacional, uno para compensaciones tarifarias y otro para inversiones eléctricas y que bien podría aplicarlos en este caso.

Este diario ya había consultado sobre el tema a la secretaria de Energía Andrea Confini en julio pasado, quien dijo que estudiaban algún mecanismo para aliviar a los compradores de potencia eléctrica, pero no podían eliminarlo porque las distribuidoras tienen ese ingreso previsionado, con aplicación al pago de salarios y otros gastos ordinarios.

Señaló que podía haber una salida de tipo “financiero”, con devolución posterior por parte de los clientes, pero que no era fácil porque la cifra involucrada es de “cientos de millones de pesos”.

También meses atrás la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro elevó el reclamo al EPRE por el costo de potencia, pero no hubo respuestas.

El legislador barilochense afirmó que los establecimientos que están cerrados no pueden soportar esa carga y dijo que urge tomar decisiones “que preserven al sector productivo y por sobre todas las cosas a los puestos de trabajo”.

Señaló que el cobro de cargo de potencia en la tarifa aplicada a los grandes consumidores “es razonable en un contexto de normalidad, pero claramente no en un contexto excepcional como éste. Incumple con la obligación de establecer una tarifa que sea justa, equitativa, progresiva y no confiscatoria, como dice la ley y como lo han señalado también los fallos de la Corte Suprema”.


Comentarios


Proponen un alivio en la tarifa eléctrica de empresas en crisis de Río Negro