Protesta con sentada de estudiantes de Cuenca XV

Se negaron a ingresar al CPEM 69 por las deficiencias edilicias denunciadas. Actualmente toman clases en el laboratorio y carecen de biblioteca. También falta cubrir



NEUQUEN (AN).- Los estudiantes del CPEM 69 de Cuenca XV decidieron ayer no ingresar a las aulas hasta tanto el Consejo Provincial de Educación les subsane los problemas edilicios y de funcionamiento interno que padecen desde el año pasado. Faltan docentes, una vicedirectora, preceptores, personal administrativo, computadoras, un playón deportivo, un salón de usos múltiples, aulas nuevas y medidas de seguridad.

Cansados de tomar clases en el laboratorio, de no contar con una biblioteca donde estudiar, de llegar al colegio y enterarse de que no tendrán clases porque aun no fueron designados los profesores, y de no contar con las adecuaciones edilicias necesarias, los estudiantes realizaron ayer una sentada y decidieron no ingresar al establecimiento, con el apoyo de directivos y docentes.

"El secundario funciona desde 2003 en tres turnos y desde entonces sufrimos todo tipo de carencias que nunca fueron satisfechas por el CPE. Además ahora compartimos el edificio con la EPET 17 y el crecimiento de la matrícula de este año, hace que no tengamos espacios adecuados para el dictado de las clases", comentó la directora del establecimiento, Patricia Varela.

Unos 450 chicos asisten al secundario de la meseta repartidos en tres turnos. EL CPEM tiene orientación en comunicación y medios, por lo que lo los alumnos de los últimos años cursan materias relacionadas con el diseño gráfico, publicitario y periodístico. Tienen sala de computación y un profesor de informática, pero no tienen computadoras donde aprender el manejo de los software específicos.

Tampoco tienen vicedirectora, personal administrativo, preceptores ni profesores de educación física, contabilidad, fisicoquímica e inglés. "Nosotros recibimos muchos repitientes de las escuelas técnicas que deben rendir las equivalencias de contabilidad y fisicoquímica pero no tienen docentes y permanecen en una situación académica irregular", explicó Varela.

Uno de los problemas pedagógicos que más preocupa a la dirección y docentes del colegio es la negativa de la autoridades de aprobar un proyecto de creación de horas institucionales para clases de apoyo. "Esta situación pone a muchos chicos en riesgo de repitencia y desde el CPE nadie hace nada. Sólo nos dicen que tenemos que seguir esperando porque estamos en crisis por falta de fondos. Nosotros hemos trabajado para equipar el colegio con material didáctico sin pedirle nada al CPE, pero cuando se los necesita no dan respuestas", opinó la docente.

En cuanto a cuestiones edilicias, Varela comentó que el colegio tiene un aula donde funciona la biblioteca que formaron los propios docentes con el aporte de 2.000 libros, pero que no cuentan con estanterías, mobiliario ni con computadora para registrar el material bibliográfico. El playón deportivo no tiene arcos, ni líneas que definen las canchas y lo rodea una pequeña canaleta por donde se desagota el agua de lluvia.

El laboratorio funciona como aula común y los estudiantes no cuentan con un salón cerrado para el desarrollo de actividades físicas en el invierno. El edificio no tiene cerco perimetral ni rejas en las ventanas, "por lo que vivimos en un estado de inseguridad permanente ", dijo Varela.

Hoy, alumnos, padres y docentes se reunirán en asamblea para definir los próximos pasos para exigir una pronta solución.


Comentarios


Protesta con sentada de estudiantes de Cuenca XV