Proyectan colegio secundario agrotécnico en Pilca Viejo

Cruzada Patagónica llega a Río Negro. La Fundación, que tiene una escuela en Junín de los Andes y otra en Cholila, presentó ya el proyecto ante las autoridades rionegrinas. Mientras, trabaja en desarrollo rural en parajes del oeste de la Región Sur.

Una Escuela Secundaria Agrotécnica gratuita, con residencia para alumnos y fuerte énfasis en la formación profesional, proyecta abrir la Fundación Cruzada Patagónica en el paraje Pilca Viejo, distante 80 kilómetros de Bariloche. Para eso, ya se presentó el Proyecto Educativo Institucional a las autoridades educativas de Río Negro y se prepara la remodelación y acondicionamiento de un viejo edificio en desuso donde alguna vez funcionó una escuela agraria.


El Centro de Educación Rural (CER) Pilca Viejo será el tercer secundario agrotécnico de la Fundación Cruzada Patagónica y el primero en Río Negro, ya que esa institución posee desde 1982 el CEI San Ignacio cerca de Junín de los Andes, en la precordillera neuquina, y desde 2008 el CEA Valle de Cholila, en Chubut.


“En nuestras escuelas tenemos mucha matrícula de Río Negro, más de 100 chicos y chicas concurrieron al CEI San Ignacio en los últimos años. Eso refleja una necesidad, por algo nos buscaban”. Mariana Battaglini, directora ejecutiva de la Fundación Cruzada Patagónica, siente que “habla con el corazón” cuando cuenta que “al viajar desde Cholila a Junín, ida y vuelta, pensaba que le pasábamos al costado a la Línea Sur de Río Negro, siendo que varios de sus parajes están entre los más pobres de la Patagonia. La nueva escuela tiene que ver más con la coherencia con nuestra misión social que con un crecimiento de la institución”.


Otra buena noticia es que la Fundación Cruzada Patagónica levanta su propia sede en Bariloche, y lo hace con un criterio innovador de edificio sustentable y autoabastecido en materia energética. La sede, que tendrá tres oficinas, una sala de reuniones, depósito y dependencias, se construye adaptando tres contenedores marítimos, donados por empresas argentinas, que fueron instalados en un predio ubicado en el camino al Aeropuerto, cedido para tal fin por la Sociedad Rural de Bariloche.

La Fundación Cruzada Patagónica levanta su propia sede en Bariloche.


El proyecto del CER Pilca Viejo es mucho más que la escuela, ya que –al igual que en Junín y en Cholila– la Fundación hará eje en el desarrollo rural trabajando con la comunidad e instituciones y empresas del medio en la capacitación en oficios, mejoramiento de técnicas de producción, promoción de invernaderos, diversificación productiva y fomento del agroturismo, las cooperativas y las energías alternativas.


La escuela busca ser alternativa para que los casi 270 egresados de escuelas primarias rurales de los departamentos rionegrinos de Ñorquinco, 25 de Mayo y Pilcaniyeu puedan continuar sus estudios y, a la vez, mejorar su capacitación en tareas específicas de su zona, promoviendo el arraigo poblacional frente a la corriente migrante que desde hace décadas tiene como destino las ciudades de Bariloche y El Bolsón, entre otras.


El Proyecto Educativo Institucional, que analiza el área de Educación Privada del Ministerio de Educación de Río Negro, prevé la creación como escuela pública de Gestión Social, gratuita, de función inclusiva y no discriminatoria, cumpliendo con los requisitos que exige la legislación rionegrina para aquellos establecimientos que aspiren a que el Estado solvente los sueldos de docentes y no docentes. Otros gastos operativos de la escuela serán sostenidos por la Fundación.


Además de la formación en cría de animales, uso de herramientas y maquinarias, cultivos y manufacturas con carnes, frutas y vegetales, el CER Pilca Viejo tendrá trayectos formativos en agroturismo y cooperativisimo rural.

Un gran esfuerzo integral


Entre las personas e instituciones comprometidas a favor de la elaboración del PEI para la creación del nuevo secundario agrotécnico se cuentan la Sociedad Rural de Bariloche, el párroco de Dina Huapi, Fernando Rodríguez; el intendente de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef, y el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, como referente de la ong Gente Nueva. Son auspiciosas las posibilidades de articular el trabajo con otras instituciones como el INTA, el Grupo CREA Patagonia, el Mercado de la Estepa, Cooperativas, Cáritas, entre otros actores locales. En el proceso de elaboración del PEI también brindó su asesoramiento la Supervisión de Enseñanza Privada Zona Andina del Ministerio de Educación de Río Negro.


Para la creación del nuevo colegio se tomó en cuenta la oferta de secundarios agrotécnicos existente en Río Negro y, en especial, en la Región Sur, como la escuela técnica de Jacobacci. En virtud de las distancias, se consideró que el CER Pilca Viejo actuará como complementación, para recibir a potenciales alumnos de los parajes rionegrinos de Corralito, Aguada Guzmán, Naupahuen, Comallo, Laguna Blanca, Pichileufu, Pilquiniyeu del Limay, Pilcaniyeu y Río Villegas, entre otros.


En caso de que se apruebe el proyecto de creación de la escuela, la idea es empezar con un primer año en 2022, con unos 25 alumnos. Al año siguiente se sumaría un segundo año y así hasta llegar a completar los seis años de formación, con un total de 150 ó 200 alumnos. Las residencias se irán ampliando también a medida que crezca la necesidad de albergar a los estudiantes.


El financiamiento para la construcción lo aportarán empresas que realizan donaciones a la Fundación Cruzada Patagónica, entre ellas el Banco Galicia y Camuzzi.


Juan Saint Antonin vocal de la Fundación Cruzada Patagónica, actúa como nexo con la Sociedad Rural de Bariloche, que también integra. “Mientras el gobierno trabaja en el análisis del proyecto, ya estamos trabajando en proyectos de desarrollo rural con gente de Corralito y otros parajes. La expectativa es acompañar a la gente en el campo para que no deban irse de su región, que puedan poner en valor lo que saben y quedarse. Se trabajará en conjunto con las otras escuelas de la fundación, que es una forma de potenciarse, y también con otras instituciones como El Mercado de la Estepa, el INTA y gente de los grupos CREA”.


A pesar de los años que lleva la sequía, de la ceniza, la pandemia y la crisis económica, para el sacerdote Fernando Rodríguez –párroco de Dina Huapi y vicepresidente de Cruzada Patagónica– “el mayor desafío no será el clima sino el aspecto humano. Pero la Fundación está preparada para afrontarlo, porque tiene un equipo muy profesional y la experiencia de muchos años trabajando en la región. Desde hace años, el campo es sinónimo de atraso, pero la cuestión es crear oportunidades, complementar al Estado. Hace falta la escuela, pero no una escuela para hacer que los chicos se vayan sino para lograr que se modifique y mejore la vida y la producción de sus familias y de toda la comunidad”.


Comentarios


Proyectan colegio secundario agrotécnico en Pilca Viejo