“Prudencia y serenidad”



El impulso que me motiva a escribir es la situación que está viviendo la gran mayoría en nuestra provincia, en nuestra ciudad, en el país.

Cada día que pasa tenemos más despidos, lo que significa más desocupados. Imagino que estamos todos en la misma situación, cada uno desde el lugar en el que le toca vivir esta realidad.

Los comercios cada día venden menos. Particularmente como comerciante estoy sintiendo en carne propia el cambio.

La verdad es que las cosas cambiaron para peor, a la gente cada día la plata le alcanza menos. Las políticas económicas que lleva adelante el gobierno de Cambiemos son beneficiosas para unos pocos (siempre para el que más tiene).

Mi comercio es del rubro autopartes, y mis potenciales clientes son los empleados rurales, la clase media que anda en un autito usado con unos cuantos años encima; hoy en día ya no le compran las cosas que se rompen, hoy priorizan otros gastos porque lo que ganan cada día alcanza menos. Con los tarifazos uno prioriza el día a día, pagar los impuestos, y va dejando de lado algunas cosas que eran normales: se acabaron las salidas a cenar con la familia, ir al cine, etc.

Con el gobierno de Macri perdimos previsibilidad. Están anunciando que después de las elecciones van a continuar con el ajuste. Si no lo hacen es porque electoralmente no les conviene. Lo que vienen haciendo es ajuste, y si ganan se profundiza.

Si el populismo es cuidar el salario de los trabajadores y la industria, que vuelva el populismo.

La copia fiel del gobierno nacional es el de la provincia de Río Negro, que sigue endeudándose. Con el plan Castello pretende disfrazar esta deuda bajo supuesto plan de infraestructura, pero en realidad lo que busca principalmente es resolver el déficit fiscal que hoy tiene la Provincia. Esta política es alentada por el gobierno nacional, que ha utilizado la emisión de deuda externa como el único mecanismo para atender los efectos de la megadevaluación, la baja de las retenciones, la caída del consumo y la producción.

Hay que tener un poco de prudencia y serenidad, no pueden seguir endeudando la provincia y el país. Esta deuda no sólo la van a pagar nuestros hijos, sino también nuestros nietos y bisnietos.

Ariel Alejandro Fernández

DNI 25.666.117

Ariel Alejandro Fernández

DNI 25.666.117


Comentarios


“Prudencia y serenidad”