Pymes de Vaca Muerta presentarán procesos preventivos de crisis

La fuerte caída en la actividad petrolera puso en jaque a cientos de empresas que buscan maniobras para evitar la quiebra. La federación de cámaras de energía pidió la urgente intervención del Estado.





La menor actividad marca que aún hoy sean más de 20.000 los operarios del sector suspendidos.

La menor actividad marca que aún hoy sean más de 20.000 los operarios del sector suspendidos.

La Cámara Empresarial Industrial Petrolera y Afines de Neuquén (CEIPA) comunicó que por la fuerte caída en la actividad que atraviesa el sector, las empresas asociadas comenzarán a presentar procesos preventivos de crisis como maniobra para evitar la quiebra de las empresas.

Hace casi tres meses que el sector atraviesa una baja actividad promedio de entre el 50% y en algunos casos hasta el 90% que les hace casi imposible poder sostener los puestos de trabajo y cumplir con sus obligaciones empresariales.

En este contexto es que la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene) pidió la urgente “intervención del Estado” para poder preservar a las firmas locales y que se adopten medidas rápidamente que den trabajo y agilicen la economía regional.

“La decisión fue tomada de forma conjunta luego de una reunión general con todos los asociados. En la misma se planteó la imposibilidad de continuar cumpliendo con sus obligaciones en los próximos meses dada la dificultad para ajustar sus estructuras de costos y la incertidumbre respecto de los niveles de actividad futura”, expresaron desde la CEIPA a través de un comunicado oficial.

Desde la cámara aseguraron que la pérdida en la facturación que sufrieron las pymes locales producto de la pandemia, obligó a los empresarios a cubrir los gastos corrientes con recursos propios y, en algunos casos, a tomar créditos.

Hace casi un mes el sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa firmó un acuerdo con la Fecene para mantener el pago de salarios al 60% hasta fin de mes. Sin embargo, desde la CEIPA aseveran que sus asociados “no cuentan con los recursos para afrontar pagos”.

“Tampoco tienen capacidad crediticia para continuar endeudándose y además carecen de información precisa sobre una potencial reactivación”, señalaron.

Desde Fecene remarcaron que hay una “posición dominante abusiva” de algunos miembros de la cadena de valor. “Hemos peticionado y propuesto innumerables medidas en todos los niveles. La respuesta no ha sido obtenida en la dimensión adecuada”, sentenciaron.

El reclamo de las cámaras se da a unas semanas de que el gremio que lidera Guillermo Pereyra cerró el acuerdo salarial y de aportes gremiales con las cámaras productoras.

Exhortamos a todos los representantes políticos a adoptar esta causa como propia. Caso contrario es la licencia social la que sufrirá”, concluye el comunicado que envió la Fecene.


Comentarios


Pymes de Vaca Muerta presentarán procesos preventivos de crisis