¡Qué cobrás, Agostina! Mansilla debuta en el básquet de primera

Mansilla se transformará en la primera neuquina en arbitrar un partido a nivel nacional. Será esta noche en Sol de Mayo-Villa Mitre.





Hace cuatro años llegó de Añelo a Neuquén para estudiar educación física. Hoy será la primer mujer de la provincia en ser jueza de un partido de primera en el básquet nacional. Agostina Mansilla será parte de la dupla que impartirá justicia esta noche en Sol de Mayo-Villa Mitre por el Torneo Federal. Carlos Herrera será el otro árbitro del cotejo que inicia a las 21.

En el básquet, la mujer ganó mucho terreno en los últimos años. Como sucede en muchos ámbitos, se rompen barreras pero todavía quedan otras. Su presencia obedece a varios factores que tienen que ver con el trabajo que hace el colegio de árbitros local y también con el interés de más mujeres en deportes que tradicionalmente tuvieron y tienen a varones como jueces. Elegir este oficio no es para cualquiera y más aún cuando está socialmente aceptado que el juez sea el chivo expiatorio cuando las cosas no salen.

La historia de Agostina es la historia de una pasión difícil de explicar. ‘’Tuve baches de querer dejar de dirigir. No es fácil acostumbrarse a ciertas cosas, como los maltratos. Hay que mantenerse bien de la cabeza. Fue difícil, pero estar rodeado de tus compañeros es importante. Empecé a dirigir porque me servía, a medida que fue pasando le fui tomando gustito y me sentí cómoda. Entendí mejor el juego, me fui soltando y motivando’’, le contó Agostina a Río Negro.

‘’Me ofrecieron hacer el curso y lo hice para tener algo los fines de semana. Alguna vez había jugado al básquet, pero no lo había hecho en forma tan intensa. El curso incluyó teoría y práctica. Me pasé mucho tiempo viendo árbitros. Mi primer partido fue con Mauricio Riffo como compañero en El Chocón’’, explicó.

Luego de recibirse como profe decidió dedicarse de lleno al arbitraje. ‘’Hay que mantenerse a la altura con entrenamientos y mucho trabajo. Si estoy acá es porque mis compañeros me ayudaron y enseñaron en cada partido. El trabajo del colegio se muy importante, no solo por mi sino por todos los chicos y chicas que están dando sus pasos en el arbitraje’’. comentó.

No es una profesión sencilla, sobre todo desde lo mental, pero sí apasionante. Comenzó con las formativas y fue haciendo su camino. Es un banco de prueba importante, dado que muchas veces las faltas de respeto vienen de la platea con algunos padres y/o madres que no se ubican.

Agostina ya tuvo una experiencia de fuste en uno de los partidos de la final del Integración entre Centro Español y Pérfora de hace un par de meses. No es menor mencionar que no tuvo faltas de respeto por parte de jugadores o entrenadores. ‘’Quizás en el femenino hay más protestas porque me ven como una igual, pero desde que dirijo primera masculino no tuve problemas, incluso diría que hay más respeto y se dedican a jugar’’, concluyó.

Quizás el próxima paso sea que el respeto se deba a un comportamiento profesional para con los árbitros, más que la cuestión de género. Aunque para ello es necesario un cambio cultural más profundo. Por lo pronto, Mansilla logró burlar uno de los tantos estereotipos. No es poca cosa.

Juega en

primera

Datos

4
años hace que Agostina dejó Añelo para radicarse en Neuquén. Hoy debutará como árbitro en Sol-Villa Mitre.

Comentarios


¡Qué cobrás, Agostina! Mansilla debuta en el básquet de primera