¿Qué hacer para proteger la salud bucal de nuestras mascotas?

Al igual que nosotros, las mascotas necesitan que su boca esté limpia, pero suele ser una tarea difícil ya que son reticentes al cepillado dental. Por ello, conocer sobre las alteraciones más frecuentes y qué hacer para prevenirlas, es fundamental.



Existen señales de alerta a estos problemas. Según comenta Belén Villar, médica veterinaria, "en general, todo comienza con la inflamación de las encías (gingivitis) y la acumulación de bacterias (placa dental). Luego, se depositan ciertos minerales y aparece el sarro dental, que puede afectar los tejidos que fijan el diente y entonces se establece la enfermedad periodontal. Cuando la mascota no recibe la debida atención puede incluso perder sus piezas dentales”.

Señales de alerta. El mal aliento (halitosis) es el principal signo que delata un problema bucal. La presencia de sarro (material amarronado o grisáceo) sobre los dientes, encías que sangran con facilidad, pérdida de piezas dentales, apetito caprichoso o dificultad para masticar alimentos semiduros, son signos que también se advierten con facilidad.

Una tarea constante. Acostumbrarlos al cepillado de dientes desde cachorros es la mejor opción, para que sea un poco más fácil para la mascota y su familia. En caso de que sea una “misión imposible”, se puede ayudar a su salud bucal aplicando antisépticos bucales en presentación de spray.

Cepillado. Conviene cepillar los dientes de tu mascota al menos una vez al día, realizando movimientos circulares tanto en la cara externa como interna de los dientes. En aquellas mascotas más temerosas, podemos reemplazar el uso del cepillo, por nuestro dedo índice, envuelto en una gasa y que de esta forma resulte más práctico para nosotros y menos traumático para el animal.

Productos a utilizar. Para la higiene bucal de tu mascota debes utilizar pastas o antisépticos, especialmente diseñados para ellos. Evitar utilizar productos de uso humano, ya que a veces vienen muy concentrados y, al ser ingeridos por el animal durante la limpieza, pueden causarle malestar estomacal.

Razas pequeñas y gatos. Las razas pequeñas, por sus características anatómicas, son las más propensas a desarrollar placa bacteriana y sarro a temprana edad, por eso se recomienda ser más meticulosos con su salud bucal. Los gatos son también muy sensibles a los problemas en encías y dientes, siempre que veamos que muestra poco interés por la comida, pasa mucho tiempo delante del plato o saliva en exceso, debemos sospechar que algo puede andar mal en su boca.

Dieta. Una dieta seca, en lugar de un alimento blando y húmedo, ayuda a reducir la acumulación de placa dental, gracias al efecto mecánico de la fricción. Además, existen alimentos diseñados para prevenir la enfermedad periodontal, tanto por su formulación como por las características de las croquetas, adaptadas según la especie o la raza.

Consulta profesional. La limpieza dental se realiza en la clínica veterinaria; los profesionales podrán guiarte sobre la necesidad de llevarla a cabo, con qué periodicidad y qué cuidados deben ser tenidos en cuenta, antes, durante y después de su realización.


Comentarios


¿Qué hacer para proteger la salud bucal de nuestras mascotas?