Quedó sin atención médica en medio de su embarazo por denunciar el cobro de "plus", en Roca

La mujer denunció la práctica ante Ipross, tal como lo solicita la propia obra social. Sin embargo, y en la 30° semana de gestación, aún no hay respuestas satisfactorias.

Ipross intenta resolver el reclamo, pero aún no ha habido una respuesta fehaciente. Foto: Emiliana Cantera.-

Ipross intenta resolver el reclamo, pero aún no ha habido una respuesta fehaciente. Foto: Emiliana Cantera.-

La alegría de cursar un embarazo, atravesada por la incertidumbre: es el caso de Lorena Faath, una docente de Roca, que, en medio de la llegada de su primera hija, se quedó sin seguimiento ginecológico y obstétrico por negarse a pagar el "plus" que exigen los médicos para cumplir con las citas y controles, ya que ella está afiliada a la obra social Ipross.

"Ahora tengo que buscar un prestador que no cobre", cuenta la joven sobre la nefasta experiencia, mientras cursa su 30° semana de embarazo. Días atrás, ella se acercó a un chequeo previsto y ante la negativa de pagar mil pesos extra para concretarla, o en su defecto acceder a la factura correspondiente, se vio obligada a cortar con la relación.

Según está estipulado por Ipross, la cobertura de embarazo y parto es del 100%. Sin embargo, Lorena relató que el profesional involucrado, además de cobrar esa suma en negro, también le pidió un arancel de 20 mil pesos para la atención durante el parto.

Ahora, ella se encuentra a la espera de que la obra social rionegrina le habilite un/a doctor/a que la atienda sin cobrar el monto extra, algo que por el momento no ha tenido una respuesta positiva.

Tras un tenso cruce con el médico que la atendía, a quien dejó de frecuentar pese a que había entablado un buen vínculo, la mujer denunció la práctica ante Ipross pero por el momento no ha habido avances concretos. Si bien la obra social insiste en que se alerte sobre esta práctica ilegal, su investigación avanza lentamente mientras está en juego la salud.

En los últimos días, las autoridades de Ipross le indicaron a la mujer que gente de la Federación Médica rionegrina iba a pasarle un listado de prestadores que no cobren, entre los que ella pueda elegir con quién atenderse. Hasta el momento, eso no pasó.

Otra de las opciones ofrecidas fue que ella asista con el mismo profesional con quien ya entró en conflicto, pero esta vez sin que le cobre la suma extra, a lo que Lorena se negó ante la relación quebrada. Así parece que, por ahora, no hay otras opciones que no cobren "plus".

De hecho, a partir de esta semana "estoy averiguando para atenderme en el hospital, a pesar de que me parece injusto porque tengo la obra social y hay gente que lo necesita más", agregó la denunciante.

"Tal vez parezca una nimiedad porque al parecer 1000 pesos no son nada. Pero sí terminan representando un gran valor cuando la negativa a pagar un monto indebido se transforma en un impedimento para acceder a un control de embarazo, por el cual mi obra social ofrece cobertura al 100 por ciento en este tipo de consultas. Y el parto no debe cobrarse tampoco", expresó la chica en la presentación hecha ante las autoridades correspondientes.

Por ahora, y a pesar del diálogo constante con los representantes de Ipross y el seguimiento que hace el gremio Unter a partir de su representación en vocalía, la fecha de parto se acerca sin control médico y el tiempo apremia.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Quedó sin atención médica en medio de su embarazo por denunciar el cobro de «plus», en Roca