Quieren confirmar si la bioquímica fue violada

La abogada de la familia solicitó que se haga una nueva pericia al cuerpo de la profesional que fue asesinada en Cipolletti



CIPOLLETTI .- A pedido de la querella, el juez Juan Torres ordenó realizar una nueva pericia para determinar si Ana Zerdán fue víctima de una violación o no. Por otra parte, se supo que el magistrado aguarda el resultado de estudios que permitirán tener indicios sobre la personalidad y presunta contextura física del asesino.

Torres estuvo ayer trabajando en la Cámara Laboral de esta ciudad, donde tomó cinco declaraciones testimoniales; tres de ellas solicitadas por la querella.

Algunos de estos testimonios apuntaron a averiguar sobre los movimientos de los taxis en la noche del crimen. Trascendió que Torres quiere confirmar los dichos de uno de los familiares de Zerdán, que dijo haber viajado en un automóvil de alquiler ese día. Al parecer, un vehículo coincidiría en el horario mencionado.

La bioquímica Ana Zerdán apareció brutalmente asesinada en su laboratorio, en la madrugada del sábado 18 de setiembre. Estaba amordazada y maniatada.

Según se supo, los investigadores siguen apostando a dos hipótesis. Una que apunta directamente al entorno familiar de la víctima y otra a algún conocido de ella.

Pero a Torres le falta el "testimonio desencadenante" que permita guiar la investigación en uno u otro sentido. Lo mismo sucede con el móvil del crimen. Aún se fluctúa entre "cuestiones económicas" o "ataque sexual". Y no se descarta una ligazón de ambas.

El ataque sexual está fundamentado -en parte- en la lesión vaginal que se detectó en el cadáver de Zerdán. Pero este sólo dato no permite afirmar que haya existido una violación. Es posible que haya sido producto de una relación "consentida", porque tampoco había indicios de defensa de parte de la víctima.

Para descartar estas dudas, la abogada de los familiares de la bioquímica, Silvana García, solicitó que una bioquímica practique una nueva pericia.

Por otra parte, se supo que en base al análisis realizado de los nudos de la mordaza y ataduras que presentaba el cuerpo de la mujer, se puede afirmar que el asesino o partícipe necesario "es una persona práctica en hacer nudos". Se estima que pudo haber sido un hombre porque "estaba fuertemente atada", reveló una fuente.

Pero por los golpes que tenía en la cabeza no se habría podido determinar si el asesino es zurdo o diestro. Al parecer, le habrían propinado un fuerte golpe en la cara utilizando las dos manos, sin que la mujer hubiera podido defenderse. Aún la investigación sigue apuntando a la participación de "dos personas" en el crimen. Y no se descarta la posible existencia de un ideólogo, con lo cual también se supone la intervención de un "asesino por encargo".

La causa iniciada por la muerte de la bioquímica ya tiene cuatro cuerpos. El juez Torres sigue tomando declaraciones testimoniales, pero aún no tiene previsto detenciones "para no echar a perder todo lo que hay", según se informó.

A pesar de la feria judicial, las testimoniales relacionadas con el homicidio de la bioquímica se siguen tomando en la sede del juzgado Nº8, en los Tribunales de Roca. Ayer, el magistrado trabajó desde aproximadamente las 9 hasta las 13 en el edificio de la Cámara Laboral de Cipolletti. Cuando salió, pasó por la comisaría judicial donde se encuentran los efectivos que investigan el caso.


Comentarios


Quieren confirmar si la bioquímica fue violada