Racing, cuando se extinguía su esperanza 02-11-03





Cuando la paciencia se había acabado y la esperanza pendía de un hilo, cuando la racha de goleadas parecía que ni siquiera se podía convertir en seguidilla de victorias, un centro más de los tantos que tiró Racing fue detenido por el pecho de Sebastián Romero, quien luego de ingresar al área definió bajo ante la salida de Docabo. Faltaban segundos para el final del descuento y el gol fue el de la victoria ante Estudiantes.

El partido arrancó con el equipo de Carlos Pachamé detrás de un esquema defensivo dejando solo a Ernesto Farías. A Racing le cortaron los circuitos que en los últimos dos partidos le habían permitido convertir ocho goles.

En todo el primer período hubo apenas dos situaciones rescatables, una de Romero, en el palo, y otra de Farías, que sacó Cuenca.

En el comienzo del segundo, a Estudiantes se lo vio más ambicioso, a través de José Sosa. Pero el armador del Sub-20 no tuvo compañía. Racing trató de salir de contra, pero también falló.

En los últimos pasajes Racing hizo nuevos intentos en procura del triunfo y Estudiantes se cuidó porque ya se había quedado sin Cardozo. El desenlace tuvo un premio inmerecido para la «Academia» y un castigo excesivo para Estudiantes.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Racing, cuando se extinguía su esperanza 02-11-03