Santa Catalina de Ricci, quien recibió los estigmas de Jesús: Cómo pedirle en oración

Santa Catalina de Ricci es la mujer considerada por revolucionar la religión católica. Recibió los estigmas de Jesús y, aseguran, pudo cargarlo de niño por deseo de Dios, a pesar de haber nacido miles de años después. Aquí, conocé su historia y la oración para pedirle.

La Iglesia Católica celebra cada 4 de febrero a Santa Catalina de Ricci, la dominica italiana que recibió los estigmas de Cristo. Es considerada una de las místicas más importantes del siglo XVI, conocida por los milagros obrados en vida y por haber sido parte de la renovación espiritual en la religión.

Santa Catalina de Ricci nació en Florencia, Italia, y formaba parte de una acaudalada familia de la ciudad. De niña, comenzó su formación en el monasterio benedictino de Monticelli, cuya abadesa era su tía, y años después se sumó a los hábitos de clausura como benedictina. Desde su infancia, la mujer se mostró como una persona de gran devoción, especialmente sensible al misterio de la Pasión de Cristo.

Si bien era considerada por sus pares un poco descuidada, Santa Catalina de Ricci tenía arrebatos místicos que se acentuaron con los años y que afectaban su rutina diaria. Sin embargo, perseveró para que sus hermanas de religión comprendieran mejor qué era lo que le sucedía.

Para cuando cumplió los 30 años, Catalina ya se desempeñaba como superiora de la comunidad. Esta etapa estuvo marcada por las visiones y los encuentros místicos. Según su propio testimonio, Santa Catalina de Ricci cargó en sus brazos a Jesús Niño, que se le aparecía con frecuencia para recibir sus cuidados.

En otras oportunidades, Jesús se le presentaba como adulto y permitía que ella lo acompañara en distintos momentos de su Pasión. A Catalina de Ricci también le fue revelado el dolor que sintió la Virgen María mientras Jesús, su hijo, agonizaba en la cruz.

El anhelo profundo de Santa Catalina de Ricci por unirse místicamente al misterio de la Pasión del Señor, hizo que ella sangrara espontáneamente y recibiera los estigmas. En momentos de oración profunda aparecía en uno de sus dedos un anillo de coral, como signo de su matrimonio espiritual con Cristo.

Santa Catalina falleció el 2 de febrero de 1590 después de una larga y dolorosa enfermedad, a la edad de 68 años. Fue beatificada en 1732 por el Papa Clemente XII y después canonizada por el Papa Benedicto XIV en 1746.

La oración para Santa Catalina de Ricci


Señor Dios todopoderoso, 
que nos has revelado que el amor de Dios 
y al prójimo es el compendio de toda tu ley, 
imitando la caridad de Santa Catalina de Ricci, 
podamos estar entre los elegidos de tu Reino. 

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

Amén


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios