Refugio en el asilo





BUENOS AIRES (Télam).- Un delincuente que había robado una caja registradora de un comercio en la localidad bonaerense de Pergamino, se refugió en un asilo de ancianos al verse cercado por la policía, pero finalmente fue detenido.

Fuentes policiales dijeron que el hecho se inició en el comercio de mercería ubicado en Perú y San Martín, de Pergamino, donde un joven ingresó y, tras amenazar al encargado, se apoderó de la caja registradora.

Cuando escapaba con la caja registradora a bordo de una bicicleta, efectivos de la comisaría Primera de Pergamino lo rodearon, por lo que el ladrón decidió abandonar el botín y huyó.

Perseguido por los policías, el ladrón buscó refugio en un asilo de ancianos ubicado a dos cuadras, donde finalmente fue detenido e identificado como Eduardo Giroy, de 18 años, con domicilio en Pergamino.


Comentarios


Refugio en el asilo