Regalías: oxígeno para los municipios rionegrinos

En 2018 se duplicó la coparticipación con respecto al año anterior. Catriel fue el que más recibió: 247 millones. Este año podría haber cambios en la distribución.



Estación Fernández Oro (EFO) , es el principal yacimiento de gas en Río Negro.

Estación Fernández Oro (EFO) , es el principal yacimiento de gas en Río Negro.

La distribución de las regalías hidrocarburíferas en Río Negro representó una importante bocanada de oxígeno para los municipios durante 2018. A contramano de la crisis que generó la suba del dólar en varios sectores de la economía nacional, el sector hidrocarburífero le sacó el jugo a la devaluación y a los constantes incrementos en el valor del crudo internacional de referencia.

Los números no resisten análisis. En 2018 el gobierno provincial distribuyó entre sus municipios y sociedades de fomento 675 millones de pesos y prácticamente duplicó el ingreso del año anterior en ese concepto. Durante 2017 la Provincia repatrió 343 millones de pesos.

El salto no tiene precedentes en el corto plazo. El incremento fue del 97% duplicando el promedio de los últimos años. Desde 2012 la distribución de la regalías generó un cambio en Río Negro, el gobierno decidió entregar directamente el 6,5% para que los propios municipios decidan en qué invertir.

“Es un tema que tenemos que discutir cuando estén definidas todas las elecciones municipales”.

Ariel Rivero, intendente electo de Campo Grande

Necesariamente ese recurso debe ser para obras de infraestructura, pero son las comunas las que deciden. Si bien esa coparticipación iba a los municipios, antes el gobierno provincial manejaba esos fondos y los administraba de forma discrecional en muchas oportunidades. Es decir que tenía la autoridad para definir en qué obras invertir.

La distribución del año pasado fue siete veces mayor que la registrada en 2012 cuando a cifra fue de 93 millones de pesos.

En números

7
veces se incrementó el monto de las regalías desde 2012. Ese año se erogaron 93.8 millones de pesos entre los municipios.

En general el incremento fue entre el 40 y 50% interanual, con excepción del período entre 2014 y 2015 que apenas se incrementó un 13%. Esto responde a que el dólar sufrió pocas alteraciones. Para este año se espera que la cifra supere los 900 millones en ese concepto.

Este recurso representó un alivio para muchas comunas, especialmente para las nueve productoras que tienen una distribución especial.

La compañía Vista Oil&Gas está operando desde el año pasado en la provincia.

La localidad que más ingresos percibió por regalías en 2018 fue Catriel con un total de 247 millones de pesos, el podio lo completó Roca con 71,6 millones y Allen con 55 millones. En el otro extremo se ubicaban tres localidades pequeñas: Darwin, Ramos Mexía y Ñorquinco con 1,7 millones.

Nosotros estamos de acuerdo que Allen reciba más pero que le saquen regalías a los muncipios que no producen”.

Carlos Johnston, Intendente de Catriel

Los 39 municipios y las sociedades de fomento sacan al menos una tajada, pero solo nueve de ellos forman la mesa chica donde se distribuye más del 11% del total de las regalías que llegan de las empresas que operan en la Provincia. La última modificación en este cuadro de distribución fue en 2004 por lo que muchos municipios están reclamando una actualización ya que el mapa de producción se modificó notablemente en estos 15 años (ver aparte).

Según la ley vigente, del total de los ingresos por regalías petroleras, un 15.8% se reparten entre municipios y sociedades del fomento. 11.57% (es decir el 70% del total a distribuir) solo entre los productores. Del total de la renta que cobra la Provincia a las operadoras, el 10% se distribuye entre todas las comunas.

Dato

2.062
millones de pesos se distribuyeron entre todos los municipios y sociedades de fomento entre 2012 y 2018.

Del restante 90%, un 6.5% se reparte entre las productoras. Esos recursos solamente pueden ser utilizados para obras. Por la ley –N°1946- la distribución debe ser equitativa a la producción de cada localidad.

Los cambios desde 2012
El 2012 marcó un antes y un después en la política distributiva de las regalías en Río Negro. Fue el primer año que el gobierno provincial decidió transferir los fondos directamente a los municipios productores para que decidan en qué obras invertir.

Este aporte que va solamente a los nueve municipios que conforman la mesa chica debe estar justificado, es decir las comunas deben detallar cómo se invierte.

Según la ley vigente desde 2004 la distribución secundaria (el 6.,5) que solo afecta a los municipios productores tiene a Catriel con el 60%. Sigue Allen con el 11,69%, Roca con el 9,87%, Campo Grande con el 7.09%, Fernández Oro con el 3,03%, Cinco Saltos 2,83%, Cervantes 1,9%.

Desde 2012 Catriel cosechó 548 millones de pesos por regalías hidrocarburíferas.

En números

13%
fue el incremento entre 2014 y 2015. El menor crecimiento en los últimos años.

Año clave para definir la distribución entre los productores

El mapa hidrocarburífero de Río Negro mutó notablemente desde 2004 cuando se realizó la última actualización de la coparticipación de las regalías. La creciente producción de gas en Allen – y también en Fernández Oro–, la aparición de Los Caldenes en tierra fiscal, pretendido por Campo Grande y CincoSaltos, la baja en la producción del convencional en la zona de Catriel –principal productor histórico y el que más recibe– ponen de manifiesto la necesidad de ajustar los porcentajes.

El gobierno provincial tiene voluntad de modificar la ecuación pero será clave que los municipios productores se pongan de acuerdo. No será fácil, el intendente de Catriel, Carlos Johnston, no quiere resignar capital luego de años “de luchar” por el “reconocimiento histórico”.

El año pasado la intendenta de Allen, Sabina Costa, hizo el reclamo formal, se sumó Fernández Oro que tienen a EFO como la principal productora de gas de la provincia, con mayor participación en suelo allense. Actualmente son nueve las ciudades que integran la mesa chica: Catriel, Campo Grande, Cordero, Cinco Saltos, Cipolletti, Fernández Oro, Allen, Roca y Cervantes.

Mainqué es el gran candidato participar de una tajada de la torta. Estos municipios se reparten el 5,8% que deben utilizarse para infraestructura. En 2012 el gobierno otorgó a las comunas la posibilidad de manejar los fondos que exclusivamente deben utilizarse para obras.

El secretario de Energía de Río Negro, Sebastián Caldiero, pretende avanzar con las modificaciones antes de dejar la cartera en diciembre cuando asuma como legislador provincial.

Lo que no está definido es si se hará con los actuales intendentes o esperarán a que esté armado el nuevo mapa político. Campo Grande es el único municipio productor que ya votó las municipales.


Comentarios


Regalías: oxígeno para los municipios rionegrinos