Rendón: primer hospital público de la Patagonia que hace transplante de riñón

Los profesionales destacaron la importancia del hecho. “Este conocimiento es para todos. No vamos a preguntar si el paciente tiene obra social o no”.

“A partir del día 28 de junio, cuando hizo su primer trasplante renal, el hospital expandió derechos a los pacientes”, dijo ayer el nefrólogo Oscar Escobar junto al personal que participó de la intervención en el Castro Rendón. El procedimiento se hizo con un donante vivo, en este caso, de madre a hijo. Y tuvo dos etapas: la nefrectomía, que es la extracción del riñón, y luego el implante.

Aproximadamente dos horas demoraron cada una de las cirugías, aunque el tiempo total fue menor porque están superpuestas. El paciente presentaba un déficit renal severo.

El equipo de unidad de trasplante del hospital está integrado por farmacéuticos, cirujanos, nefrólogos, urólogos, infectólogos.

“Es una emoción intensa porque vivimos día a día la necesidad de las personas que están en diálisis. En Neuquén se calcula que hay aproximadamente 590 pacientes dialisándose y 130 en lista de espera. Calculen que aproximadamente 150 más están en estudio para ser trasplantados, así que haber logrado hacer un trasplante renal en un hospital público y generar de acá en más la posibilidad de solucionar un problema concreto de la población, y en espacial de población sin cobertura social, nos llena de orgullo”, explicó Escobar.

El nefrólogo agregó: “estamos armando una lista de espera propia del hospital. Desde que estamos acreditados por el Incucai como centro de trasplante ya estamos recibiendo muchísimos pacientes para estudiar, estamos en la etapa de crecimiento pleno.”

Su colega Matías Melideo afirmó: “los números de insuficiencia renalson impactantes en la Argentina y en Neuquén. Hay 30.000 pacientes en Argentina haciéndose diálisis, casi el 80% en hemodialisis, solo 6.000 pacientes están inscriptos en listas de espera participando de los operativos. O sea que hay una brecha muy grande de los pacientes que necesitan estudiarse. Argentina trasplanta 1.000 pacientes por año, la mayoría en Buenos Aires.”

Señaló que la situación de la donación en el país “es muy mala” comparada con otros estándares. “Casi diez personas por millón de habitantes donan. Imagínense que hay poca donación en Argentina y hay mucha gente esperando un riñón para ser trasplantada. Esto es un empuje para Neuquén, para que las personas que estén en esa situación tan frágil y tan difícil en la que falleció un familiar piensen que no solamente hay mucha gente esperando un riñón, un hígado para ser viviendo, corneas para seguir mirando. Esto tiene que motivar a la donación”, enfatizó.

El cirujano Gerardo Tissera describió a la perfección el valor social de la intervención: “no estamos haciendo historia desde el punto de vista técnico en Neuquén. En la historia de la medicina de Neuquén el trasplante renal ya se hizo, lo estamos haciendo en el hospital público y creo que estamos cambiando las preguntas. En un mundo tan mercantilizado como el que estamos viviendo donde hasta el conocimiento es una mercancía, se acumula, se esconde, se usa como mercadería, nosotros estamos planteando otra cosa. Nosotros estamos diciendo que este conocimiento es para todos, es de todos y es para cualquiera. Hoy no vamos a preguntar si el paciente tiene obra social o no. Lo que estamos preguntando es una sola cosa: ¿quién lo necesita?”

El dato

De la necesidad,

a la confianza

El nefrólogo Oscar Escobar destacó que “teníamos un paciente con necesidad de trasplante, que confió en nosotros, que confió en hacer su primer trasplante en un hospital público de la Patagonia”.

Por razones de privacidad, no se dieron a conocer los datos personales del paciente, ni el de su madre que fue la donante que permitió al trasplante realizado en el día de anteayer.

Datos

80%
de los trasplantes se hacen con personas que han fallecido, apenas el 20% son con donantes vivos.

Temas

Neuquén Salud

Comentarios


Rendón: primer hospital público de la Patagonia que hace transplante de riñón