Río Negro: antes de fin de año habrá otro aumento del agua

La empresa prestadora del servicio solicitó un incremento del 47 % para cubrir mayores costos, pero no se sabe qué porcentaje le autorizará el DPA.



Los aumentos tarifarios no dan respiro y de aquí a fin de año, a los usuarios del servicio de agua potable y cloacas de Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima (ARSA), les llegarán facturaciones más elevadas, aunque todavía no está definido cuánto. Inicialmente se estima que podría rondar el 47%.

Es que la concesionaria presentó al Departamento Provincial de Aguas (DPA) un estudio de revisión tarifaria tendiente a mantener el equilibrio económico-financiero del contrato vigente.

La necesidad de la empresa es del mencionado porcentaje, lo que no significa que el ente regulador acepte el mencionado monto aunque el proceso de revisión ya está en marcha.

Mediante la Resolución N° 1.219 el DPA -como autoridad de vigilancia del sistema- ya habilitó el mecanismo en el marco de un recurso de carácter extraordinario.

Los reajustes involucrados serán resueltos por el ente regulador en un plazo de 30 días corridos, de acuerdo a los términos de la convocatoria que administran los técnicos del DPA.

El primer enderezamiento para asegurar el funcionamiento de los servicios de agua potable lo dio días atrás el gobierno provincial que dispuso la transferencia de un aporte extraordinario de 35 millones de pesos para atender los aumentos salariales acordados con los empleados en paritarias.
Más allá de esa situación, el incremento autorizado por el DPA el año pasado del 95,70% quedó pulverizado por el incremento inflacionario de 2019.

Esa readecuación mediante Decreto N° 1.170 también fue para “equilibrar el flujo de ingresos y egresos del servicio concesionado”. No obstante, habrá que esperar unos días ya que en 2018, la concesionaria había requerido, en principio, elevar las tarifas un 110%.

Ahora, los procesos de revisión tarifaria son más ágiles ya que el año pasado la Legislatura aprobó una norma que permite aumentos automáticos sin necesidad de llamar a Audiencia Pública para discutir las subas. Si bien la gente podía opinar en esas asambleas, casi todas fueron un virtual fracaso ya que contaban con poca asistencia de parte de los usuarios.

Según la ley, los costos susceptibles de redeterminación serán los previstos en la estructura tarifaria de cada concesionario, aprobada por medio de revisiones.

El DPA fue autorizado para dictar cada cuatrimestre una resolución estableciendo los índices correspondientes a cada concesionario que haya solicitado por nota, con una antelación no menor a veinte días corridos, la actualización de los costos asociados a la tarifa.

Aún cuando ya no se debe convocar a Audiencia Pública, los interesados en estudiar el incremento solicitado tendrán documentación disponible que podrá ser consultada en las delegaciones que ARSA posee en toda la provincia, incluyendo la oficina central del DPA en esta capital.


Comentarios


Río Negro: antes de fin de año habrá otro aumento del agua