Río Negro Online / Opinión



Las fuerzas estadounidenses tuvieron pocas bajas en su guerra para derrocar al presidente iraquí Saddam Hussein, gracias a un plan que se apoyó en el poder de la aviación y en evitar el combate urbano para derrotar a un enemigo inferior. El Pentágono dijo que 128 miembros de las fuerzas estadounidenses han muerto en la guerra, que se prolongó por un mes y donde todavía se registran esporádicas escaramuzas, con 495 heridos en acción. En la Guerra del Golfo de 1991 murieron 148 soldados y 467 resultaron heridos. “Tomar todo un país así, es extraordinario”, dijo el coronel retirado Kenneth Allard, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. “Una de las razones por las cuales no hubo más bajas fue por la enorme disparidad” entre un ejército estadounidense bien equipado, bien entrenado y con avanzados equipos tecnológicos y una decrépita fuerza iraquí, agregó el analista Daniel Goure del Instituto Lexington. “Un país que gasta 400.000 millones anuales en defensa luchó contra un país que gasta 1.000 millones”, dijo el analista Lawrence Korb, del Consejo de Relaciones Exteriores. Las sanciones internacionales también impidieron a Irak adquirir nuevas armas. Goure estimó que de 15.000 a 20.000 soldados iraquíes murieron en la guerra, mientras que unos 10.000 a 15.000 resultaron heridos. No hay cifras oficiales sobre los soldados iraquíes muertos en combate en 1991, pero los cálculos los sitúan en 100.000. Un oficial de la Defensa estadounidense, hablando bajo la condición de anonimato, dijo que el Pentágono estaba, en general, satisfecho por el relativamente bajo número de bajas, aunque afirmó que el problema del llamado “fuego amigo” sigue siendo una preocupación. No ha difundido el número de estadounidenses muertos por fuego amigo en la actual guerra. “Es realmente difícil poner los brazos alrededor de este problema (del fuego amigo). El hecho de que haya sucedido a lo largo de toda la historia de guerras no lo hace menos doloroso”, dijo el oficial. (Reuters)


Comentarios


Río Negro Online / Opinión