Libertadores: River igualó con Cerro, está en semis y se viene del duelo con Boca

De la Cruz, quien no la pasó bien a su llegada a Paraguay por la denuncia en su contra, empató para River a los 6 del complemento. A los 8 minutos, Nelson Haedo Valdez, de cabeza, había adelantado al equipo paraguayo. En octubre serán los dos partidos ante Boca.



Mathias Villasanti marca a Ignacio Fernandez, en un pasaje del partido que se juega en la Nueva Olla de Asunción. (AP Photo/Jorge Saenz)

Mathias Villasanti marca a Ignacio Fernandez, en un pasaje del partido que se juega en la Nueva Olla de Asunción. (AP Photo/Jorge Saenz)

Sufrió medio partido y hubo dudas como nunca antes en esta Copa Libertadores. Sin embargo todo quedó sepultado en el vestuario del estadio Nueva Olla de Asunción durante el entretiempo. Es que a los 6’ del complemento Nicolás De La Cruz volvió a ser protagonista en Paraguay, esta vez en la cancha, para marcar un golazo y confirmar a River otra vez en semifinales.

Allí lo espera Boca por lo que habrá Superclásico. Será la ravancha de la final de Madrid que terminó consagrando al Millo como el mejor del continente. El duelo ida y vuelta se jugará primero en el Monumental (el 1° o 2 de octubre) y la revancha en la Bombonera (el 21 o 22 del mismo mes).
Sorpresivamente lento y sin dinámica. Desincronizado y con serios problemas defensivos. Así fue la presentación de River en la Nueva Olla de Asunción. El Millo en ningún momento de la primera mitad pudo imponer el fútbol que lo llevó a ser el amo del continente y fue superado hasta estratégicamente, algo poco común en el equipo de Marcelo Gallardo.
Con mucho espacio entre sus líneas, a River le costó demasiado progresar en el campo rival y tampoco estuvo firme atrás. Robert Rojas, el reemplazante de Javier Pinola, en ningún momento llevó tranquilidad y se vio superado en los mano a mano.
A los 7, Joaquín Larrivey metió un centro exacto para la entrada franca de Nelson Haedo Valdez, quien de cabeza anticipó a un estático Rojas y decretó el 1-0 para Cerro.

El autor del tanto paraguayo a los 20’ le metió un planchazo descalificador a Palacios. El árbitro Bascuñan fue advertido por el VAR pero sólo amonestó al experimentado delantero que debió ser expulsado.
Al equipo de Miguel Ángel Russo sólo le bastó energía y orden para superar en los primeros 45’ a River, que estuvo a punto de irse al descanso con una diferencia en contra de dos goles. A los 37’ Rojas perdió un balón con Federico Carrizo, pero el Pachi no pudo sortear el achique oportuno de Franco Armani.

Cuando River se enfrentaba a los más difíciles 45’ en esta edición de la Libertadores, Matías Suárez se metió en el área pero no pudo ante la cobertura de Juan Pablo Carrizo. De todas maneras, el rebote le quedó a Nicolás De la Cruz y con un violento remate desde afuera del área, la clavó en el ángulo. Justamente el uruguayo, quien pasó horas difíciles apenas pisó Paraguay por una denuncia en su contra del año 2016.
Después del gol, River se tranquilizó y comenzó a encontrar los espacios. Su juego comenzó a fluir y varios jugadores que habían estado desaparecidos en la primera mitad, incluido De la Cruz, recuperaron la memoria.
River tuvo chances como para ganar el partido, aunque lo importante ya estaba hecho: la clasificación a semifinales, que confirmaba una nueva versión del Superclásico por Copa Libertadores. El domingo, habrá un apertitivo cuando se enfrenten por la Superliga en el Monumental.


Comentarios


Libertadores: River igualó con Cerro, está en semis y se viene del duelo con Boca