River, dueño del verano 2008

Fue superior a San Lorenzo y se quedó corto con el 1-0. Primer grito de Abreu.




River tuvo un consuelo de aquellos. Estaba herido por la derrota superclásica, pero anoche venció a San Lorenzo (1-0) y se adjudicó el Pentagonal de grandes por segundo año consecutivo. Sebastián Abreu, de penal, anotó el único tanto del partido disputado en el "Minella" de Mar del Plata.

El cierre del certamen fue "caliente". A los jugadores "Santos" se los notó muy nerviosos y, de hecho, dos se fueron a las duchas antes de tiempo. Es que al flojo nivel durante todo el encuentro se le sumó el buen rendimiento del "millonario", que mejoró y tuvo puntos altos en Oscar Ahumada, Abreu y el ingresado Alexis Sánchez.

Aunque fue superior durante todo el pleito, el equipo de Diego Simeone no pudo sacar la diferencia en los primeros 45 minutos. El "Loco" y Radamel complicaron a la última línea, pero Agustín Orión apareció para ahogar un par de gritos.

Los de Ramón Díaz, poco y nada. Andrés Silvera y Bernardo Romeo estuvieron muy aislados y los volantes que fueron por las bandas nunca los abastecieron. En ese lapso, Juan Pablo Carrizo apenas tocó un par de pelotas.

En el complemento llegó el merecido gol para River. Abreu y Paulo Ferrari se "pelearon" para patear el penal, que finalmente fue del "Loco". Y no falló.

A partir de ahí, San Lorenzo se animó un poco más, pero careció de claridad. Para colmo, puso demasiada pierna fuerte y un par de jugadores estuvieron a cerca de ver la tarjeta roja. Maglio les perdonó la vida, aunque en los últimos 10 mandó a los vestuarios a Sebastián Méndez y Walter Acevedo, que apenas jugó un cuarto de hora.

Antes de estas situaciones, el "Millo" fue más y contó con otra chance clara. Nuevo penal, esta vez Ferrari se hizo dueño de la pelota y la historia fue diferente. Orión adivinó y dejó con vida a San Lorenzo, aunque estaba claro que no era la noche para los de Ramón.

A pesar de la mínima, siempre dio la sensación de que River se quedaba con la victoria y el título. Sin brillar, se recuperó y al final sacó ventajas sobre todos los grandes.

Con los 3 puntos de anoche, alcanzó los 7 puntos y más atrás se escalonaron Independiente (6), Boca (5), Racing (5) y San Lorenzo (2).

A pesar de terminar el torneo sin éxitos, al DT se lo notó tranquilo. Varias veces dijo que "el año pasado anduvimos mal en el verano y después salimos campeones". Está claro que deberá mejorar -y mucho-, si pretende repetir lo del último torneo Apertura, cuando dio la vuelta olímpica.


Comentarios


River, dueño del verano 2008