River rompió a tiempo el libreto de Arsenal y se prende en la cima de la Liga Profesional

En su estadio, el Millo superó al colista del campeonato, a quien dominó durante todo el encuentro pero recién lo pasó a ganar por un gol en contra a los 30' del complemento. El equipo de Gallardo quedó a dos puntos del líder Talleres.




Lo que no pudo hacer River en un tiempo y medio, lo hizo el propio Arsenal, que estaba cumpliendo hasta los 30’ del complemento un plan perfecto de desactivación del poder ofensivo de su rival.

Pero el fuego amigo dejó sin nada al equipo del Viaducto cuando Emiliano Méndez se llevó por delante un peligroso centro de Fabrizio Angileri, cuando a River ya se le acababan las ideas para superar al último de la tabla.
Con esta victoria por la mínima diferencia, el Millo quedó a dos puntos del líder Talleres y se mantiene expectante en la vanguardia de la Liga Profesional.

El Millo no tuvo receptores en la zona ofensiva porque si bien tuvo campo y balón a su disposición en la primera mitad, Arsenal hizo lo posible para mantenerlo alejado de la zona de fuego. Ese fue su principal escollo.


Marcelo Gallardo se inclinó por un 4-1-3-2, con el sorpresivo ingreso de Benjamín Rollheiser en la delantera para acompañar a Julián Álvarez, la gran figura de River en la victoria de la fecha ante Newell’s (4-1). En el banco quedaban Braian Romero y Matías Suárez, quien venía de una lesión.

En este esquema sobresalió Enzo Pérez, el termómetro del equipo, pero el trabajo del mendocino en el mediocampo moría en tres cuartos de cancha porque Arsenal no permitió remates adentro del área.

A pesar de la posesión abrumadora del primer tiempo (72% a 28%) River sólo tuvo tres ocasiones propicias para adelantarse en el marcador, primero en los pies de Julián Álvarez, luego de Angileri y la restante de Rollheiser, cuyo remate dio en el palo y se fue.

River tuvo el control de juego, impuso las condiciones al tener Gallardo un plantel plagado de jugadores de buen pie, pero en la resolución final de las jugadas estuvieron las dificultades del Millo para irse al vestuario en ventaja.


Es por eso que River intentó llevar peligro con remates de larga distancia, aunque con poca puntería hacia el arco del equipo de Israel Damonte, que tuvo al rionegrino Nicolás Mazzola como solitario luchador en la delantera, recibiendo siempre de espaldas y en marcada inferioridad numérica cada vez que podía hacerse del balón en campo rival.

Para el segundo tiempo, Gallardo decidió romper el esquema de arranque y dispuso el ingreso de Matías Suárez por Carrascal, para jugar con tres delanteros netos.
Lo mantuvo cuando mandó a la cancha a Braian Romero por Rollheiser, que se ubicó en el centro del ataque, con Álvarez por derecha y Suárez por izquierda. Con ese tridente River salió a quemar las naves.

Sin embargo, y a pesar de las modificaciones, lo que no pudo hacer River, involuntariamente lo hizo su rival. Llegando a la media hora, Angileri llegó al fondo, metió un centro al corazón del área y Méndez, en su afán de marcar a Álvarez, metió el pie y venció a su propia valla.

La conquista fue un verdadero alivio para el equipo de Gallardo, que llegó al gol de la manera menos pensada. Con la ventaja, River pudo fluir sin presiones en los minutos finales y la victoria pudo ser más holgada. Incluso el ingresado Enzo Fernández tuvo en sus pies el segundo, pero su tanto fue invalidado por una posición adelantada que no existió.

Por posesión, River mereció largamente la victoria, pero tal dominio no invalida la tarea defensiva que hizo Arsenal, que estuvo muy cerca de llevarse un punto del Monumental.

River reafirma sus intenciones fecha a fecha y sin otro frente por delante, quizás sea esta Liga donde Gallardo rompa el maleficio y gane su primer torneo local desde que está en Nuñez. Falta mucho, pero va por el buen camino.


River suma cinco triunfos y dos empates, suma 24 puntos y quedó a sólo dos de líder Talleres.


Arsenal, desde la llegada del nuevo DT Israel Damonte sufrió tres derrotas y tres empates, donde no logró marcar goles, sumando 554 minutos de ineficacia desde el gol de Braian Farioli ante Platense en la derrota 2-1.



Comentarios


River rompió a tiempo el libreto de Arsenal y se prende en la cima de la Liga Profesional