Saja se convirtió en el nuevo ídolo de San Lorenzo

El arquero expresó que el momento más difícil que vivió en la final fue cuando pateó su penal.



BUENOS AIRES (DyN) – El arquero de San Lorenzo de Almagro, Diego Sebastian Saja, aseguró ayer que la obtención de la Copa Mercosur le permite “disfrutar algo que no imaginaba” y recordó como momento más difícil del partido definitorio ante el Flamengo de Brasil “cuando fui a patear el penal, porque se me subieron al hombro los noventa y tres años sin títulos internacionales para el club”.

“Y lo disfrutamos más porque se consiguió en el estilo de San Lorenzo, porque para ganar primero hay que saber sufrir. La verdad, nosotros respetábamos mucho al Flamengo pero estábamos confiados y esperábamos ganarlo más fácil, un 3 a 0 o algo así”, señaló el arquero, quien en la triunfal definición por penales detuvo dos y convirtió uno.

“Sabíamos que Flamengo iba a ser un rival muy difícil, pero uno internamente sabe cuando un partido es ganable y nosotros pensábamos en que iba a ser algo para disfrutar, pero se nos complicó con el gol del Flamengo ya que empezaron a nublársenos un poco las ideas. Por suerte, lo corregimos a tiempo con lo mejor que tiene este equipo, que es la unión del grupo”, expresó.

“Es un título internacional que no se había logrado en tanto tiempo y a mí me llena de orgullo, porque siempre comento que no soy un jugador de fútbol sino un hincha que tiene la suerte de estar dentro de la cancha, que es un poco el sueño que todos tuvimos alguna vez”, indicó.

El arquero analizó que si se hubiera jugado en diciembre, cuando se suspendió por la crisis social e institucional en Argentina, “seguramente hubiera sido otra historia, porque estábamos en un gran momento, no como ahora que veníamos de las vacaciones y en plena pretemporada”.

“Pero Manuel (por Pellegrini) nos aseguraba que no estábamos dando ventajas porque no teníamos que enfrentar a un equipo europeo en plena competencia porque también ellos salían de las vacaciones. Creo que el parate igualó las cosas”, añadió Saja.

Acerca de su futuro, Saja indicó que “en algún momento voy a tener que pensar en asegurarle un bienestar a mi familia y tendré que ir a otro lado, aquí son muchas las urgencias, pero si por mí fuera seguiría en San Lorenzo”.

“Lo que me hace sentir la gente de San Lorenzo no lo voy a vivir en otro lugar de Argentina y menos en el exterior”, imaginó.

Saja elogió a su colega del Flamengo, Julio César, al señalar que “en los penales estuvo bien y cambió todo el tiempo. No me dejaba opción, cuando llegué yo él había atajado penales a la derecha y se había quedado parado con Serrizuela. Entonces probé al medio”.

“Me fijé mucho en ese arquero, que tiene 22 años y está en el club más grande de Brasil y de los mejores de Sudamérica. Es seguro, salidor en los centros, algo que nos cuesta a todos. T El único error que tuvo fue en el gol de San Lorenzo”, explicó.

“De movida, si toca definir a penales, yo nunca quiero hacerlo con brasileños, son especialistas. En un momento de la serie lo veíamos difícil, ya que para que nosotros pudiéramos seguir ellos tenían que errar uno”, amplió.

“Desde que agarré la pelota me pesó mucho los noventa y tres años sin títulos internacionales para San Lorenzo. Si erraba perdíamos, por lo que fui a patear con una mochila muy pesada en ese momento”, añadió.

Finalmente narró la intervención del árbitro colombiano Oscar Ruiz en el momento en que él se acercaba para ejecutar el último penal de la serie de cinco.

“Me apuntó “dígale a sus compañeros que venga el que va a patear”, pero le contesté que lo iba a tirar yo. Entonces me sorprendió con un “Ah, usted lo va a patear, entonces haga éste y ataje el que viene””, narró Saja.

“Cuando emboqué fui y le pregunté: “¿Qué fue lo que me comentó?”. Y me respondió “que vaya y ataje el que viene”. Y así fue”, completó.

Todos quieren la continuidad del exitoso técnico Pellegrini

BUENOS AIRES (DyN) – Sebastián Saja, figura principal de la obtención de la Copa Mercosur, se mostró ayer decididamente a favor de la continuidad en San Lorenzo de Almagro del entrenador Manuel Pellegrini y exageró al punto de comentar que “hay que encerrarlo en la concentración y tirar la llave al mar”.

“Hablando en serio, los dirigentes tendrían que hacer un esfuerzo por retenerlo, después de todo lo que consiguió con nosotros. A pesar de las dificultades que todos conocemos, tienen que ofrecerle un buen contrato”, explicó el arquero.

Paralelamente, el vicepresidente del club, Rafael Savino, se mostró ayer optimista respecto de la continuidad del entrenador chileno y aseguró que “para llegar a un arreglo es cuestión de sentarse y tener buena voluntad”.

Las palabras de Savino se suman a las expresadas en las últimas horas por el entrenador, quien después de la obtención del trofeo afirmó que “nunca” pensó en irse del club y que seguirá aquí hasta cumplir el contrato tal como está estipulado hasta su vencimiento en junio.

Sin embargo, el voluntarismo parece tropezar con la realidad cincundante debido a que son varios los destinos futbolísticos, entre ellos la mismísima selección chilena, los que aparecen en el horizonte de Pellegrini, de gran campaña en San Lorenzo, con el que obtuvo en sólo un año de gestión el título de campeón del Clausura y la Copa Mercosur.

Los rumores sobre un posible alejamiento del técnico surgieron al conocerse la intención de San Lorenzo de pesificar su contrato, por el que cobra quinientos mil dólares anuales.

“Esto se arregla tratando de que ambas partes tengan buena predisposición. Las intenciones de ambos lados están para poder conversar”, indicó Savino, quien admitió como una dificultad que “nadie está ajeno a lo que está pasando con el cambio de la moneda”.

Es para los hinchas

BUENOS AIRES (Télam).- El capitán de San Lorenzo de Almagro, Horacio Ameli, realzó el valor de la conquista de la Copa Mercosur al consi- derar que su adjudicación significa “una gran alegría para los hinchas en un momento muy difícil como el que atraviesa el pueblo argentino”.

El emblemático jugador “azulgrana” encontró su desahogo recién cuando su compañero de zaga, Diego Capria, definió la serie y reconoció que por momentos se le cruzó el temor de vivir una nueva frustración internacional en la historia del club.

La valentía del equipo

BUENOS AIRES (Télam) – El volante de San Lorenzo de Almagro, Lucas Pusineri, resaltó la “valentía” de su equipo para alzarse con la Copa Mercosur pese a los problemas institucionales del club y consideró que el título fue posible porque el plantel que conduce Manuel Pellegrini “se hace fuerte en las malas”.

“Este equipo demostró que se hace fuerte en las malas y que tiene valentía para jugar los partidos decisivos. A lo largo de toda la Copa debió soportar muchos problemas, pero se sobrepu- so”, comentó Pusineri.


Comentarios


Saja se convirtió en el nuevo ídolo de San Lorenzo