Salvataje para Horizonte de la Provincia de 1.200 millones

Nación aceptó un plan de regularización y la aseguradora aumentará su capital. El Estado rionegrino aportará a esa sociedad esencialmente bonos, por unos 900 millones. La Superintendencia de Seguros había emplazado a la firma a mejorar su inversión.



Nación aprobó el plan de recuperación para Horizonte con un aporte provincial superior a los $1.200 millones para la capitalización de la aseguradora.
Esta asignación –que se cumplirá esencialmente con bonos de Río Negro– permitirá cumplir con la exigencia de la Superintendencia de Seguros, que el año pasado emplazó a Horizonte para mejorar su capital de cobertura y, además, estableció una inhibición de bienes.
El gran trastorno de la empresa estatal se centra en las demandas a la ART. Hace 10 años atrás, sus juicios rondaban los 200 y, el año pasado, totalizaron 4.500 abiertos. El presente pasivo por esas obligaciones superan los 451 millones de pesos.
Después de meses de negociación, la Nación y la provincia acordaron un “plan de regularización y saneamiento” para eliminar su déficit inicial de 1.227.586.781 pesos, expuesto en el balance del 30 de junio del 2018. La Superintendencia advirtió la situación en el cierre del 2017 cuando el desfasaje fue de algo más de 535 millones.
Ese resultado negativo se correspondía con el capital de cobertura, es decir, la efectiva disponibilidad e inversión de la aseguradora frente a sus asegurados, según la exigencia técnica del ente rector de la actividad, la Superintendencia de Seguros.
Horizonte es una sociedad anónima, pero sus acciones pertenecen al Estado provincial, a través del HIPAS y de Río Negro Fiduciaria. Así, la capitalización recae en la provincia. La firma provincial -que conduce Oscar Pereira– diseñó con Economía un esquema de aportes estatales.
El plan aceptado establece 74 millones en efectivo –con diferentes plazos– y otros desembolsos de unos 240 millones del ministerio de Economía, explicados como “cobro de deuda estatal” o “reducción de exceso de créditos”. Existe, además, un apartado de mejora del capital a partir del “revalúo de los inmuebles” de la aseguradora por 14 millones.
Aún así, la inyección mayor corresponde a la entrega a Horizonte de títulos o bonos provinciales, totalizando unos 900 millones. Estos se incorporarán próximamente a la cartera de inversiones de la sociedad provincial, con un plazo de vencimiento de integración para el 30 de junio del 2019. Sus vencimientos de capital operarán entre este año y el 2029.
Pereira aseguró a “Río Negro” que la posesión de los títulos está “en trámite” y estarán antes del plazo fijado por la Superintendencia.
La capitalización permitirá que Horizonte “salga del déficit existente”, que “ comenzó en el 2013 con unos 82 millones y se fue profundizando, con sus extremos en el 2016 y 2017 por los costos de los juicios. Resalta que el segundo semestre del 2018, aun el desafasaje, el resultado mejoró.
El presidente calificó de “negociación dura” con Nación por las condiciones de bonos, plazos y capitalizaciones ofrecidas por la provincia.
El plan de regularización, aprobado por la Superintendencia “establece reducir trimestralmente el déficit de cobertura”, previéndose su plena neutralización, con los aportes provinciales, para el 30 de junio próximo.
El ramo de “riesgos de trabajo” (ART) representa el 54% de la estructura de primas de Horizonte, seguido por el “seguro de vida (20%), también centralizado en la atención a los agentes públicos.
El tercer lugar pertenece a automotores, con un 17%. El restante 8% de la cartera está muy disperso en “combinado familiar, civil, técnicos, incendios, robos, transportes.
Pereira entiende que las pólizas laborales “es negocio” para Horizonte, aún la complejidad de la actividad en general, ya “que tiene al personal estatal, casi sin accidentes”, salvo casos muy puntuales.
La ART tiene unas 70 mil cápita, de las cuales, unas 60 mil corresponden a los empleados públicos.
El problema –explicó– fue que, entre el 2008 y 2010, “se hicieron contratos para la ART con los privados a cualquier costo”.
“Esos negocios –agregó Pereira– generaron siniestros que se convierten en juicios y que los terminás pagando de cualquier manera”.

La historia de juicios y su reparto en los tribunales de varias provincias

La aseguradora de la provincia de Río Negro tiene actualmente 4.533 juicios, monopolizados por los accidentes laborales (ART). Abonó 674 millones por demandas y, además, presenta obligaciones pendientes por 451 millones, sumando unos 1.225 millones.
Pereira explica la dificultad de Horizonte en esas demandas, originadas por contratos fuera de Río Negro, entre el 2008 y 2011. Esas pólizas generaron –dice– reclamos judiciales y, además, fueron dadas de bajas por inconvenientes; entonces son juicios que exigen recursos pero no hay ingresos de sus primas.
Iniciadas esencialmente entre el 2012 y 2014, esas demandas se distribuyen en diferentes provincias y evidencian esta gravosa dispersión judicial. Se reparten entre Buenos Aires (27%), Río Negro (25%), Córdoba (22%), Santa Fe (22%) y los restantes en Neuquén, San Luis y otras provincias.

“El déficit llegó ahora por los juicios de años atrás, pero que ya cumplieron su período de maduración y hay que pagarlos”.

Oscar Pereira,
presidente de Horizonte Seguros.

Análisis: Los desvaríos y sus ineludibles costos para el Estado
Por: Adrián Pecollo

La ART de Horizonte –con su mercado cautivo estatal– creció rápidamente en la estructura de seguros.
Esa lógica evolución se transformó en despropósito cuando se incursionó en otras latitudes, garantizando tareas de alta siniestralidad. Transportes y Municipios en Córdoba, frigoríficos en Santa Fe, supermercados y residuos en Buenos Aires, entre otros.
Tampoco, esos contratos –firmados en el gobierno radical– estuvieron exentos de sospechas por las ventajosas condiciones en favor de las empresas. Varias pesquisas se abrieron. Existe, entre ellas, una causa penal –con imputaciones a exfuncionarios– que evalúa un contrato del 2009 con una cadena de supermercados donde la ART Horizonte cubría un riesgo que la ley nacional coloca a cargo del empleador. Esta cobertura extraordinaria –según la Fiscalía– arrojó un perjuicio estatal superior a los 7 millones de pesos. Aún sigue el trámite judicial.
La litigiosidad contra las ART no es novedad. Aparecieron, por eso, reformas nacionales, que derivaron el año pasado en la adhesión rionegrina. Intentan pasos intermedios.
El embrollo es nacional, pero la aseguradora rionegrina tuvo su dislate, transformado hoy en la sucesión de juicios.
Hay un dato innegable: en el 2008, las compañías de seguros registraban unas 190 mil demandas y, diez años después, el número creció a 539.000. Casi se triplicó. En igual período, el registro de juicios de Horizonte se multiplicó por 20.
Los desvaríos siempre tienen costos.


Temas

Viedma

Comentarios


Salvataje para Horizonte de la Provincia de 1.200 millones