San Martín, sin clases y en alerta



#

Los fuertes vientos complicaron las actividades al dispersar las cenizas.

Patricio Rodríguez

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El Comité de Operaciones de Emergencia de la Defensa Civil, resolvió anoche suspender las clases hasta el próximo lunes, debido a la incertidumbre por la variabilidad de los vientos y la pluma de cenizas del volcán Puyehue Cordón Caulle, así como las fuertes ráfagas que levantan en suspensión la materia volcánica acumulada desde el pasado lunes en esta ciudad, luego de precipitar a lo largo de 16 horas. La medida no tiene alcance para otras actividades y servicios públicos, que se seguirán prestando con normalidad. Fuentes de la Defensa Civil decidieron la suspensión de las clases hasta el lunes, fundándose en que los menores son los más vulnerables a la evolución de los residuos de arenilla volcánica. Al mismo tiempo, trascendió que se incrementaron las consultas hospitalarias por casos de irritación de la vista. Las clases fueron suspendidas el pasado lunes, salvo por unas horas en la mañana de ayer, cuando se reanudaron las actividades en las aulas. Pero el cambio de vientos obligó sobre el mediodía a imponer una nueva suspensión, que fue ratificada anoche. El comité de emergencias informará de manera regular toda novedad. Sin embargo y al menos hasta anoche, el temido material volcánico se hizo presente de forma muy dispersa y menos intensa respecto de lo ocurrido en la jornada del lunes. Pero a lo largo de toda el día se abatieron fuertes vientos que levantaron remolinos con las cenizas ya precipitadas y aún depositada sobre calles, parques, jardines y techumbres. El Comité de Operaciones de Emergencias recomendó una vez más a los vecinos cubrirse las vías respiratorios y los ojos con lentes adecuadas para evitar consecuencias. La defensa civil se mantenía en alerta y monitoreando a cada hora la evolución del fenómeno. En tanto, el Organismo de Control Municipal informa que desde la caída de ceniza del pasado lunes se ha implementado un Plan de Monitoreo intensivo en el sistema de agua potable, de manera de asegurar su calidad. En ese sentido, se afirmó que el agua disponible en la red pública mantiene su calidad de “potable para consumo humano”, según los estándares del Código Alimentario Argentino.


Comentarios


San Martín, sin clases y en alerta