Sapag sobre el gobierno nacional: "No puede haber un doble comando"

El exgobernador de Neuquén habló sobre la crisis política del gobierno nacional tras las renuncias masivas de funcionarios.




El resultado electoral de las PASO llevó a renuncias masivas de los principales funcionarios del gobierno nacional. Con la crisis política desatada, los temores sobre la gobernabilidad se hicieron presentes. En una entrevista radial, el exgobernador de Neuquén, Jorge Sapag, se refirió al tema y subrayó que es Alberto Fernández quien debe "tomar las riendas" y gobernar el país.

"Es una jornada difícil para el presidente de la Nación", resaltó Sapag en diálogo con radio Capital en referencia a la crisis política que se vive a raíz de un resultado electoral adverso luego de gobernar en pandemia.

El referente político de Neuquén analizó que "el resultado electoral es una consecuencia de la dificultad de gobernar en tiempo de crisis, no es sencillo sin recursos, no es sencillo con el 50% de pobreza, con el 50% de inflación y con un país que no crece".

Y a su vez resaltó que "el gobierno nacional es una alianza" y que por ello "el presidente de la Nación va a tener que tomar todas, todas las riendas y obviamente ejercer conducción".

Además, contó que en los libros que enseñan sobre gobernanza, "la primera regla es que el número dos no le puede hacer sombra al número uno". Y en ese sentido aseguró que "Cristina, que ha sido presidenta de la nación dos veces, tiene que dejarlo gobernar a Fernández, con su permanente asesoramiento" pero que "no puede haber un doble comando".

"El que tiene que gobernar es Alberto Fernández como presidente de la Nación, el tiene que tomar todas las riendas y los demás tienen que sostener al piloto de tormentas", insistió subrayando que la pandemia sumada a la crisis económica generó "la tormenta perfecta".

"El presidente de la nación tendrá que poner orden y disciplina en su tropa (...) tienen que unificar criterios y poner un solo comando".


Comentarios


Sapag sobre el gobierno nacional: «No puede haber un doble comando»