Sapere retomó su actividad pero siguen los reclamos del grupo de autoconvocados

El club separó a los profesores involucrados en las protestas y se manifestaron en la sede de Lifune.

La polémica y el clima tenso siguen a la orden del día en el Club Sapere que reactivó las actividades en sus instalaciones mientras se mantienen las protestas del grupo autoconvocado.

El reclamo de padres, jugadores y profesores está lejos de detenerse y ayer se manifestaron afuera de la sede de Lifune. Denuncian que la comisión directiva expulsó a los involucrados. "Somos echados de manera arbitraria y con un abuso de poder constante", aseguraron.

El presidente de Sapere, Juan Carlos Lucumán, ya había adelantado la semana pasada que iban a apartar a los profesores para poder retomar las prácticas y lo calificó como una "jugada política".

Los autoconvocados insisten en que no tuvieron respuestas concretas de la dirigencia y afirman que el club está en estado de abandono.

Desde la institución, retomaron el funcionamiento a partir del martes. Compartieron imágenes de entrenamientos y de arreglos en las instalaciones. "Estamos refaccionando nuestro amado club, condiciones dignas para todos", escribieron en la publicación en redes sociales.

Después de postergar sus partidos del último fin de semana por la Liga contra Patagonia, el Funebrero volverá a jugar en todas sus categorías sábado y domingo frente a Alianza en Cutral Co. Al mismo tiempo que el club intenta pasar la página, los reclamos perduran y la solución aún se ve lejana.


Temas

Lifune Sapere

Comentarios


Sapere retomó su actividad pero siguen los reclamos del grupo de autoconvocados