Se demora la compra de El Frutillar

El titular de los lotes dijo que hay “dudas en la letra chica del convenio”.



#

La adquisición de las tierras para el loteo social de Bariloche recién se concretaría la próxima semana.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El municipio no logró consolidar la compra de la fracción acordada con los propietarios de las 136 hectáreas de El Frutillar por diferencias en la “letra chica” del convenio, que se firmaría la semana próxima. Las cooperativas de viviendas que tomaron posesión de las tierras esperaban con cierta ansiedad que la operación se concretara esta semana para avanzar con los trabajos realizados en el lugar y la gestión de financiamiento para la futura urbanización. Pero el apoderado de las tierras, Roberto Eiletz, explicó a “Río Negro” que la firma se demoró por “la letra chica” del convenio y que todavía están intercambiando borradores con el Instituto Municipal de Tierras y Viviendas para afinar la redacción definitiva del nuevo boleto de compra venta. No obstante el abogado se mostró confiado de completar la operación en breve y confirmó que la parcela en venta será de 23 hectáreas con una valuación de 4,70 dólares el m². En contrapartida admitió como un “condicionamiento” para la operación que el municipio mantenga los parámetros y el loteo de interés social sobre las 19 hectáreas remanentes de la fallida operación suscripta en diciembre del 2010 con el exintendente Marcelo Cascón. El boleto rescindido, por el que Eiletz vendía al municipio 42,5 hectáreas a más de 2.500.000 de dólares, fue sancionado por la ordenanza –aún vigente– que aprobó el planteo urbanístico de carácter social y el informe de factibilidad ambiental sobre toda la parcela. La exigencia de mantener la urbanización sobre las tierras remanentes enfrentaría el rechazo de algunos concejales que señalaron la incompatibilidad entre el criterio de loteo social y la comercialización a manos de privados. El condicionamiento fue relativizado por el Imtvhs y lo desconocen las cooperativas que confían en la pronta resolución de la operación. El apoderado anticipó que el Instituto de Viviendas podría intervenir en la comercialización del loteo social remanente, pero evitó definiciones categóricas hasta la firma del documento definitivo.

Archivo


Comentarios


Se demora la compra de El Frutillar