Se terminó de extinguir el fuego en el galpón de empaque de Neuquén

Ya se apagaron los focos que permanecían activos, pero aún restan tareas en el lugar.

Apagar el fuego por completo en el galpón de empaque demandó más de 24 horas. (Foto: Yamil Regules)

Apagar el fuego por completo en el galpón de empaque demandó más de 24 horas. (Foto: Yamil Regules)

Ayer cerca del mediodía una gigante nube de humo llamó la atención de vecinos de Neuquén y Cipolletti. Es que se estaba incendiando una de las empacadoras frutícolas más grandes de la región. El fuego fue controlado por la tarde, pero las tareas continuaron toda la noche y hasta la tarde de hoy. El incendio ya fue extinguido en su totalidad, pero aún restan tareas relacionadas al incendio.

Luego de 6 horas de intensos trabajos, que incluyeron seis dotaciones de bomberos y un helicóptero, logró controlarse el fuego que se desató en la empresa frutícola de calle Obrero Argentino y Aguado. Sin embargo, los bomberos recién lograron declarar extinto el incendio en la tarde de hoy.

Anoche, el personal de bomberos de la policía de Neuquén tuvo que realizar un "derrumbe controlado de algunos sectores sobre la calle obreros argentinos" para así poder acceder y "controlar un poco el incendio sobre cartones". Así lo explicó el comisario inspector Daniel Walter Pérez, jefe de bomberos en diálogo con RÍO NEGRO.

Ayer ya lo había advertido el el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti: las instalaciones tienen riesgo de derrumbe. Y ese riesgo aún sigue, de algún modo latente.

Esta mañana, el jefe de bomberos, detalló que en las próximas horas analizarían las acciones a seguir sobre una pared del lateral sur que se encuentra muy "pandeada". "Hay una estructura que es un pared sobre el lateral sur, que la van a tener que ver especialistas porque está muy pandeandeada. Si la empujamos puede hacer que toda la estructura colapse, entonces vamos a consultar a especialistas en estructuras", confió Pérez.

Finalmente, tras el análisis de personal especializado, se decidió que se va a proceder al derrumbe de esa pared, antes que se caiga y pueda ocasionar daños mayores. Esa es la tarea que aún falta realizar, para culminar con las tareas propias del incendio. Luego, quedará la reconstrucción.

Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos, sólo un bombero al que le ingresó una brasa en el ojo. El personal que trabajaba en la planta fue evacuado en su totalidad en los primeros minutos del incendio.

Las pérdidas materiales aún no se pueden estimar en su totalidad, pero el jefe de bomberos aseguró que "las perdidas materiales son muy importantes desde oficinas, cartones para embalar frutas, frutas para exportación, maquinarias, cámaras de frío". En el mismo sentido, Pérez precisó que "la estructura que se dañó es una 'L' que se extiende entre Obreros Argentinos y hacia el este por 120 metros".

En tanto que el presidente de la empacadora de frutas, Jorge Cervi, estimó que el incendio afectó el 50% de la planta. El fuego consumió, casi, por completo la línea donde se empacan las peras, pero no alcanzó a la línea de manzanas que es la que trabaja todo el año.

Sobre las causas que originaron este gran incendio no se tienen, todavía, mayores precisiones. Ayer se planteó una primera hipótesis relacionada con trabajos de soldadura en el patio de la empresa, pero también se maneja una segunda línea de investigación relacionada con un cortocircuito producto de una bajada de tensión. Sin embargo, las pericias llevarán un largo tiempo.

En menos de 24 horas, se lamentaron en la ciudad dos grandes incendios en empresas frutihortícolas. Es que el miércoles por la tarde, se incendió un invernadero de hidroponia. Allí los daños fueron totales. "No quedó nada", se lamentó el dueño.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Se terminó de extinguir el fuego en el galpón de empaque de Neuquén