Se reedita el viejo dilema: ¿Higuaín y Benzema juntos?

La pregunta que atravesó a varios equipos, incluída nuestra selección, ahora la tiene que develar el DT del Real Madrid, José Mourinho.



FUTBOL DEL EXTERIOR

El Real Madrid se encontró en este inicio de temporada con dos delanteros muy en forma como Gonzalo Higuaín y Karim Benzema, y entre goleada y goleada surge ahora una nueva cuestión: ¿Pueden jugar juntos? José Mourinho, técnico del Real Madrid, tiene la palabra. Y mañana es una excelente oportunidad para ver si ambos pueden constituir una sociedad fructífera para el equipo blanco, que se mide al Olympique de Lyon en la Liga de Campeones. Hasta ahora, Mourinho no creyó en la pareja y desde que llegó al Real Madrid sólo los alineó juntos en cinco oportunidades. Lo que sucede es que ahora se afronta un nuevo escenario, con dos futbolistas ofreciendo argumentos sobrados para jugar. “No voy a decir si mañana juega Higuaín, Benzema, los dos o ninguno. Los dos están bien y listos para jugar”, dijo hoy Mourinho en rueda de prensa, manteniendo la incógnita y, por tanto, el debate. Benzema comenzó la temporada como un cañón, aprovechando la participación de Higuaín en la Copa América. El delantero argentino se perdió la pretemporada y el francés no desaprovechó tal “concensión”. Se vio entonces al mejor Benzema desde que llegó al Real Madrid, un jugador más delgado, implicado en el equipo, colaborativo en defensa e imaginativo en ataque. No sólo hacía goles, sino que los daba y trabajaba con rigor táctico, como le pedía Mourinho. Pero Benzema sufrió una lesión muscular con su selección y con el inicio del mes de octubre surgió la oportunidad de Higuaín de reivindicar su papel. Y lo cierto es que la respuesta del argentino no pudo ser más contundente: tres “hat-tricks” en dos semanas, uno de ellos con su selección. No es fácil situación para Mourinho, viendo que el rival de mañana es el antiguo equipo de Benzema, una cita señalada para un jugador al que cada tanto conviene reforzar psicológicamente. Pero, por otra parte, sucede que Higuaín está embocando todo balón que le llega. La inspiración es un tesoro para cada delantero y, en consecuencia, para su equipo. La cuestión es saber si a Mourinho se le pasó por la cabeza alinear a los dos fustolistas, rompiendo así un esquema que le dio beneficios en las últimas semanas. Primero está ver a qué jugador quitaría para que entrara Benzema. Kaká sería un cambio natural, dejando a Benzema en libertad por toda la media punta. Pero el brasileño también está jugando sus mejores partidos desde que llegó al Real Madrid y quitarle sería frenar voluntariamente su progresión. Por otra parte, está la cuestión de ver su Benzema e Higuaín son compatibles. En el pasado no lo demostraron y situar a Higuaín en la banda derecha fue un problema más que una solución. Visto que el argentino funciona de verdad como jugador más adelantado, el foco se centra en encontrar la posición de Benzema. En todo eso pareció pensar Mourinho cuando hoy explicó: “El Real Madrid siempre ha sido un equipo ofensivo. Lo que espero es que sea un equipo equilibrado”. Por Alberto Bravo (DPA).-


Comentarios


Se reedita el viejo dilema: ¿Higuaín y Benzema juntos?