Shell amplía el piloto en Bajada de Añelo

El presidente de la firma, Sean Rooney, detalló que se incorporaron cinco pozos al plan de exploración del área. Se trata de un bloque en que la angloholandesa está asociada a YPF.





La compañía busca sumar más información del bloque.

La compañía busca sumar más información del bloque.

Shell Argentina resolvió ampliar los trabajos en la fase piloto que lleva adelante en el área Bajada de Añelo. La firma comenzó la perforación de un nuevo pad de pozos que espera poner en producción a mediados de año.

En diálogo con Energía On, el presidente de Shell Argentina, Sean Rooney, explicó que “en este bloque hemos ampliado nuestro plan original, sumando 5 pozos que comenzaron a perforarse hace pocos días y que estarán listos en la segunda mitad de 2020”.

Rooney detalló que la conexión de dichos pozos “demorará un poco más que lo habitual porque la intención es obtener datos de subsuperficie de calidad para poder tomar decisiones con mejor información”.

La historia en el bloque Bajada de Añelo es larga. Su exploración en la búsqueda de Vaca Muerta comenzó de la mano de YPF, pero luego del acceso como socia de Shell Argentina al bloque, la angloholandesa se hizo cargo de la operación.

Rooney detalló el plan que tienen para el bloque en los próximos años. “En 2021 comenzaremos una etapa de actividad sostenida de perforación y completación y la construcción de infraestructura de producción permanente de mayor escala”, contó.

Y advirtió que “si obtenemos resultados positivos y condiciones positivas de competitividad, a partir del 2022 veremos niveles de actividad, inversión y producción crecientes, y evaluaremos el desarrollo masivo”.

Hemos ampliado nuestro plan original, sumando 5 pozos que comenzaron a perforarse hace pocos días”.

Sean Rooney, presidente Shell Argentina.

Desde la firma se había indicado a mediados de año que era posible que en 2020 definieran el paso a desarrollo masivo de esta área, sin embargo las complicaciones que desde mediados de año afectan a la industria potenciaron la necesidad de mejorar el conocimiento previo del bloque.

Es que de momento, el área cuenta con siete pozos en extracción efectiva que aportan unos 705 barriles por día de petróleo y más de 100.000 metros cúbicos de gas natural. Esto se debe a que el área se emplaza dentro de la franja en la que, junto con el petróleo, se recupera una buena cantidad de gas.

Desde Shell se centran los esfuerzos en incrementar la producción en las áreas que a fines del año pasado pasaron a la fase de trabajo intensivo.

La meta que la operadora se fijó para el 2020 es alcanzar a fin de año una producción de 12.000 barriles de petróleo en su cluster de tres bloques, lo cual representa un incremento del 70% con respecto a los actuales niveles de producción.

Para esto la firma sostendrá durante el 2020 dos equipos de perforación y es posible que en 2021 sume un rig más a su actividad.


Comentarios


Shell amplía el piloto en Bajada de Añelo