Siguen reclamando vacunas para responsables de comedores en Neuquén

Pese al anuncio nacional, aún no hay novedades. Desde las organizaciones sociales insisten en el alto riesgo que corren no solo las trabajadoras sino también el funcionamiento de los lugares.

Son cerca de 1.000 las personas que trabajan en comedores y merenderos en Neuquén. (Yamil Regules)

Son cerca de 1.000 las personas que trabajan en comedores y merenderos en Neuquén. (Yamil Regules)

La semana pasada desde el gobierno nacional se anunció que se destinarían 70.000 vacunas contra el coronavirus a personas que realizan sus tareas en 12.000 organizaciones, comedores y parroquias de todo el país. En Neuquén aún no hay novedades de esas vacunas y la Provincia tampoco incluyó, por ahora, a esas personas entre los grupos a ser vacunados. Las organizaciones sociales advierten que los contagios de quienes trabajan en comedores y merenderos ponen en riesgo el funcionamiento de los lugares de los que muchas familias dependen para comer.

Las organizaciones sociales comenzaron a solicitar la vacuna para las trabajadoras de merenderos y comedores cuando empezó la campaña de vacunación en Neuquén. Desde Barrios de Pie formalizaron ese pedido hace un mes, mediante una nota que no fue respondida por el gobierno provincial.

"Nosotros hemos presentado hace un tiempito el pedido de vacunación, que ahora en este momento cobra más viso de realidad. Desde diciembre empezamos a plantear la necesidad de que entren en la figura de esenciales todas aquellas compañeras de comedores y merenderos. Hicimos el pedido formal, con una nota, hace un mes atrás, todavía no hay ninguna comunicación formal", contó a RÍO NEGRO, Sebastián Íbalos, uno de los referentes de Barrios de Pie en Neuquén.

Respecto al anuncio de Nación, Íbalos señaló que aún no conocen cuántas vacunas serán las que se recibirán y que temen un atraso significativo en la llegada de las dosis. "Lo que pasa en general cuando hay alguna disposición nacional es que después tarda o es muy lerda y desprolija la aplicación en las provincias", resaltó.

En este sentido, el referente de Barrios de Pie, una de las organizaciones que tiene a su cargo comedores y merenderos de Neuquén, reclamó que es el gobierno provincial quien debe dar una respuesta rápida para garantizar la vacunación a quienes día a día atienden a las familias más necesitadas, ante la segunda ola de contagios que ya es una realidad en la provincia.

"Mañana (por hoy) tenemos una actividad de visibilización de ciertos problemas que tenemos y este es uno más, nosotros quisiéramos ver el cronograma que tiene pensado el ministerio de Salud de provincia para ver cuándo se va a comenzar con esa vacunación".

"Nos parece esencial y urgente que se publique el cronograma y se pongan a disposición los padrones para poder registrarse, que es algo que no está pasando", agregó.

Desde el gobierno provincial, ante la consulta de este medio, señalaron que aún no se avanzó en diagramar el operativo de vacunación a trabajadoras de comedores y merenderos ya que desde Nación aún no hubo comunicación al respecto. Acrtualmente, en la provincia se está inoculando, sólo con primeras dosis, a mayores de 60 y personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo.

Según estimaciones de la organización son alrededor de 1.000 personas en toda la provincia las que trabajan en comedores y merenderos. "Nuestro padrón es de 250 personas, pero teniendo en cuenta los comedores y merenderos que hay en toda la provincia, suponemos que no superan las 1.000. Yo creo que lleva más tiempo el registro administrativo de esas personas, que la vacunación en si o la cantidad de vacunas que tenes que separar del cronograma que ya tenías pensado. El número de personas a vacunar, me parece que no pone en riesgo el cronograma de vacunación general que tiene la provincia. Pero la verdad es que no vemos un movimiento que nos lleve a pensar que están apurando esta situación", denunció.

"No queremos repetir la situación que se dio el año pasado donde un montón de compañeras y vecinas pusieron el cuerpo no solamente para cocinar sino para ponerse al frente de familias o de personas que dejaban de venir al comedor porque tenían covid, pero que había que asistirlas igual porque se tenían que quedar encerradas en su casa. Esta es una actividad que tenía alto riesgo de contagio y que lo va a seguir teniendo si no se encara la vacunación de ese sector de la población, que son las responsables de comedores y merenderos", sostuvo Íbalos.

Además resaltó que los contagios que se pueden desatar en un comedor no sólo tienen consecuencias negativas para la persona que se contagia, sino que también pone en riesgo el funcionamiento de esos lugars. "Poner en riesgo el funcionamiento de algo que es esencial para un montón de familias, también genera esa necesidad de vacunar a las responsables de los comedores y merenderos".


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Siguen reclamando vacunas para responsables de comedores en Neuquén