Sin retorno



¿Cuántos rumbos llevan a ningún lugar? ¿Cuántas veces hace falta trazarlos si el destino no ha sido escogido o es tan irreal que no ancla en la hoja de ruta de lo posible? Las mentiras todo lo pueden menos el ser una verdad. Ya no es piedad, no es el evitarle el trago amargo a los argentinos una excusa valedera; la gran mentira que ha adormecido a esta nación en la cornisa de la realidad no va a sujetarla, porque toda falacia es débil y cobarde, como quien la crea. Las cunas más cómodas suelen parecerse a lo que añoramos, pero esa añoranza es una terca nostalgia de lo que alguna vez fue grato y no puede volver a serlo. Es preciso despertar y pronto, porque de esa caída no va a haber retorno posible, ni añoranza que la sobreviva.

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863

¿Podemos asumir que hemos confiado en quienes nos mienten? ¿Queremos evitar que la continuidad de una mentira nos dé el empujón final hacia el abismo?

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863

Datos

¿Podemos asumir que hemos confiado en quienes nos mienten? ¿Queremos evitar que la continuidad de una mentira nos dé el empujón final hacia el abismo?

Comentarios


Sin retorno