A días del inicio de clases las escuelas de Cipolletti continúan sin mantenimiento edilicio

Docentes reclaman que hay colegios que no están en condiciones. En la asamblea provincial se resolverá si hay medidas de fuerza en el inicio del ciclo lectivo.  

A pocos días del inicio de clases, referentes del gremio Unter criticaron el estado edilicio de los establecimientos educativos de Cipolletti, aseguran que el ministerio de Educación y el Consejo Escolar realizaron escasas obras. Ante esta situación manifestaron que el inicio de clases podría verse afectado.

En Cipolletti hay más de 70 establecimientos educativos distribuidos en toda la ciudad; jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias. Muchos de ellos durante el ciclo 2022 se vieron perjudicados por la escasez de obras. El frío del invierno y el calor del verano dejaron expuesta la precaria infraestructura de los edificios escolares.   

En este año, el panorama parece no cambiar. Como cada año, los docentes deben afrontar el deterioro de los edificios, la falta de inversión y la escasez de recursos para el sector educativo.  

Referentes del gremio de Unter manifestaron que “en la mayoría de las escuelas están realizando tareas de fumigación, pero como cada año el reclamo es el mismo. No realizaron los arreglos correspondientes, solo pintaron la fachada en algunos establecimientos”.   

Un claro ejemplo de la desidia del ministerio de Educación es la escuela 109 de Cipolletti que continúa como el año pasado con la obra paralizada. En esta escuela ubicada en zona rural, durante el 2022 los niños recibieron clases en tráileres por no tener el edificio en condiciones óptimas, este año se estima que los niños continuarán allí porque actualmente la obra está parada, y los docentes y directivos aseguran que no hay respuestas del ministerio ni del Consejo Escolar.  

En las demás escuelas continúan los problemas con la calefacción. Desde el Consejo les aseguraron que iban a colocar aire acondicionado con frío y calor en las aulas en las que no funciona la calefacción, pero hasta el momento no hay instalado ningún artefacto.  

Desde el municipio informaron que sólo suscribieron convenios por el transporte escolar, insumos y alimentos, no por mantenimiento. Indicaron que desconocen el estado edilicio de las escuelas y que eso depende del Consejo Escolar de Educación.  

Los referentes del gremio docente aseguraron que esta situación perjudica el inicio de clases y que hoy se definirá si las clases inician el 27 de febrero. Estiman que en el congreso que se realizará se votará por iniciar el ciclo con un paro docente como una forma de reclamar al Estado que intervenga y brinde edificios óptimos para los estudiantes y docentes. Mientras tanto en miles de hogares continúan a la expectativa se saber si el ciclo lectivo 2023 comenzará con normalidad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora