Claudio Basso el cipoleño que fue albañil, ganó Operación Triunfo y ahora es músico en Buenos Aires

Claudio es un cantautor de música urbana nacido en la ciudad de Cipolletti. En 2003 fue el ganador del reality show Operación Triunfo y desde entonces emprende en el área de la música. 

Claudio Basso nació el 6 de agosto de 1977 en el barrio Don Bosco de Cipolletti. Su inclinación por la música se dio desde muy temprana edad, ya que su mamá cantaba desde que él era pequeño. También la iglesia a la que asistió fue una de las impulsoras de su talento, ya que todos los sábados y domingos Claudio cantaba. Luego de participar en el reality Operación Triunfo su vida cambio para siempre.

Durante su infancia Claudio Basso asistió a la escuela 221 del barrio Don Bosco. Cursó sus estudios secundarios en el CET 7, pero no los terminó porque quería trabajar. A sus 15 años comenzó a trabajar en diferentes sectores de Cipolletti.

En el parador que estaba en la rotonda de Ruta 22 y Ruta 151, allí vendía alimentos a los colectivos que pasaban para Bariloche. Trabajó en un supermercado que estaba ubicado al fondo de la calle Alem y se llamaba “Globito”. También, trabajó en la construcción con su padre y abuelo, y finalmente a los 18 años se casó. Tuvo dos hijos que actualmente viven en Cipolletti junto a su madre.  

Claudio relató que su sueño siempre fue cantar delante de muchísima gente, y tuvo una experiencia cuando tenía 7 años en un casting, pero finalmente no pudo cantar y le quedó ese sueño pendiente.  

Hace 20 años se presentó a un casting del reality Operación Triunfo en 2003 y fue el ganador de la primera edición. El programa le dio mucha popularidad y le permitió meterse de lleno en la música.

Contó que “el programa se hizo gracias a Coca Cola, ellos pusieron la plata y Telefé dio la posibilidad de repetir el programa después de comprar el formato. Entonces, la segunda experiencia del programa a nivel mundial fue en Argentina. Recuerdo que con mi hermano esperamos mucho tiempo el casting, durante 42 días seguidos pasaron la promoción de que se iba hacer en Neuquén en Canal 7. Finalmente cuando anunciaron la fecha nos fuimos un día antes a dormir a las puertas del canal con mi hermano.  

Recuerdo que vinieron muchos productores, entre ellos, Rubén Goldin, que era el encargado de escuchar quien afinaba y quien no. Para mi sorpresa pasé el casting entre 782 personas que participaron. 

“Siempre trabajé con la música en Cipolletti y Neuquén. Mi sueño era poder vivir de la música. Cuando pasó lo de Operación Triunfo no lo podía creer, me sorprendió que alguien se interesará en mi como para pagarme todo para que yo cante en Buenos Aires. Recuerdo que hicimos el casting de cámara en Vicente López y que en esa ocasión Pablo Ramírez, el productor, me paso una camisa que tenía para vestirme de una manera diferente al resto. Yo decía «estos tipos están locos, pero finalmente pase el casting de cámara”, expresó.  

Se calcula que entre 6 y 10 millones de personas participaron de los castings a nivel nacional. Para Claudio fue una gran experiencia. Aseguró que gracias al programa pudo conocer a cantantes muy famosos que admiraba y cantar con ellos; David Bisbal, Luciano Pereyra, Abel Pintos, Soledad, son algunos de los artistas que compartieron escenario con Claudio Basso.   

“Ellos me enseñaron muchas cosas, después de salir del programa fue una locura. Creo que le cambió la cara a mi ciudad que venía muy golpeada. Desde entonces desde Buenos Aires comenzaron a tener en cuenta a la Patagonia no solo por Bariloche, sino por los grandes talentos. Creo que fue un precedente muy grande», manifestó.  


Los discos y la gira por Argentina luego de Operación Triunfo


Luego del reality grabó su primer disco que alcanzó el Disco de Platino por sus ventas. Su segundo material que llevó el nombre “te desafío” consiguió el Disco de Oro. También, fue nominado a los Premios Gardel a la Música en dos rubros: “Mejor Disco Solista Romántico” y “Mejor Artista Revelación”.  

En simultáneo comenzó una gira por el país por nueve meses con Operación Triunfo. Según manifestó, “mucha gente se acercaba a vernos al Luna Park, a las canchas donde nos presentamos en Chaco, Salta, Tucumán. Tuve la oportunidad de conocer a muchísima gente y también tuve la posibilidad de trabajar con una productora aparte de Telefe. Con ellos seguí haciendo gira como solista por todo el país”.  

“Como en esa época no existían las redes, la conexión era a través de las radios, entonces la productora hacía un trabajo de logística e íbamos de una radio a otra en todos los pueblos y la gente nos seguía, era una locura”, aseguró.  


El accidente que paró su actividad musical


La gira duró tres años, hasta el 17 de septiembre de 2006. En esa fecha Claudio sufrió un accidente de tránsito que paró su actividad musical. Ocurrió cuando volvía de un show en Córdoba, y casi no salgo vivo”, relató. “Me llevó mucho tiempo recuperarme, pasé cinco cirugías en el rostro que recién hace cinco años comenzó a deshincharse. Se habló poco del accidente y la gente lo tomó como que fue leve, pero fue grave”, aseguró.  

Para su sorpresa luego del accidente no recibió respuesta de ninguna de las personas que podrían haberlo ayudado. Una vez más solo la gente salió a colaborar con él y su familia. “La gente estuvo siempre pendiente de mí y mi familia. Se acercaban a mi mamá que me acompañó en Rosario a dejarle plata para que me ayudara, y con eso en el 2006 pudimos pagar toda la atención y tratamientos que recibí”.   


Messi, el mundial y el regreso de Claudio Basso


El accidente provocó que Claudio se alejará de la música durante algún tiempo, hasta que un día regresó y comenzó a hacer nuevo discos y videos. Actualmente sigue componiendo música romántica y sumando nuevos estilos urbanos.  

Durante el año pasado, antes del mundial grabó una canción denominada “Celeste y Blanca”, que habla sobre una persona que tuvo que dejar su país, su familia, con un esfuerzo enorme para tener un futuro mejor. Contó que se la mandó a Messi por todos lados; al tío, a la abuela, a todos, tratando de que le llegará, pero hasta el momento no tuvo respuesta. “Quiero creer que eso nos dio suerte para ganar”, relató.  

Relató que le encantaría tocar en Cipolletti, pero nunca sintió que tuviera el apoyo de los gobiernos de la ciudad. “Nunca hubo un reconocimiento o una puesta a punto a nivel estructural de cultura. Creo que si tienes una persona reconocida a nivel nacional lo mínimo que podes hacer es reconocerla. Yo siento que nunca hubo un reconocimiento real. Recuerdo que Arriaga me iba a dar las llaves de la ciudad delante las cámaras y me terminó dando un mate con el escudo de Cipolletti. No lo menosprecio, pero me reconoció Neuquén Capital y el municipio de Cipolletti no”.  

“Hace muy poco tiempo tuve la posibilidad de viajar a mi ciudad para pasar las fiestas y no me gustó cómo la vi. Muy sucia, el descuido que existe es muy notable. Lo mismo pasa en cultura, tendrían que invertir más en los talentos que tiene la ciudad. Quiero a mi ciudad y la voy a seguir representando de la mejor manera”, finalizó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora