Hepatitis aguda infantil, el gobierno confirmó un caso en Neuquén

Se trata de un paciente de 4 años que ingresó a una clínica privada el 29 de abril. El diagnóstico se proyecta como un cuadro de hepatitis aguda infantil de origen desconocido. El niño evoluciona bien y podría ser dado de alta en las próximas horas.





El Ministerio de Salud de Neuquén alertó sobre un caso de hepatitis aguda infantil. La cartera sanitaria provincial informó que el pasado 29 de abril ingresó una persona de cuatro años de edad a una clínica privada “con diagnóstico presuntivo de Hepatitis e insuficiencia hepática leve a moderada» y agrega que «posteriormente confirmado”.

El pequeño paciente “se encuentra con buena evolución clínica” y añadieron que se esperan los resultados de serología e hisopados para determinar la causa”.

El pasado 15 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un alerta sobre casos de hepatitis aguda grave de causa desconocida en niños en el Reino Unido y desde entonces se notificaron más casos.

En la ciudad de Rosario de un niño de 8 años con una hepatitis severa de causa aún no determinada. Fue el primer caso de hepatitis aguda infantil de origen desconocido confirmado en el país. El caso neuquino fue el segundo oficializado y se conoció cuando el paciente está a punto de recibir el alta.


Qué dice una especialista de Neuquén


La infectóloga Lucy Pérez integrante del departamento de Bioseguridad del ministerio de Salud de Neuquén informó que se trata de un niño de 4 años que se encuentra internado en una clínica privada de la ciudad de Neuquén desde el 29 de abril.

«Tiene (el resultado de un análisis de) un laboratorio compatible con una hepatitis y por eso se dio el alerta porque conocemos la descripción de casos, sobre todo en Europa y el alerta que hay en la provincia de Santa Fe», precisó la profesional en diálogo con LU5.

Aseguró que se trata de un caso de hepatitis donde no se conoce la causa, más precisamente que tiene marcadores virales y de otras causas de la enfermedad que sean negativos.

En la historia de las hepatitis -describió- siempre ha quedado alguna variante sin que se conozca su causa lo que sucedía en forma esporádica y ahora se han detectado, sobre todo en Gran Bretaña, muchos casos en poco tiempo.

Explicó que en el caso del país europeo «no se puede definir la causa, si es viral o hay algún tóxico, hay algunas hipótesis pero nada confirmado aún«.

Al ser consultada sobre la transmisión sostuvo que, como no se sabe la causa, no se puede aventurar sobre la prevención.

Explicó que una de las hipótesis es que podría estar asociada a un adenovirus (familia de virus muy contagiosa que infecta tanto a humanos como a otros animales) que se contrae a través del contacto o de las vías respiratorias. «Entonces las dos precauciones es el aislamiento respiratorio y la higiene de manos», dijo.

Puntualizó que se describió en términos generales que los pacientes son niños menores de 10 años, aunque pueden estar incluidos los que tienen menos de 16, y los síntomas son fiebre, vómitos, gastroenteritis y decaimiento.

Contó que la madre del niño neuquino además de estos síntomas detectó que el chico tenía un color amarillento en su piel.

Pérez indicó que se transforma en casos de hepatitis aguda grave porque tiene mucha manifestación clínica como puede ser estar al borde de la insuficiencia hepática, síntoma con el que el niño neuquino ingreso al centro de salud.

«Afortunadamente tuvo una buena evolución que es lo que se ve en la gran mayoría de los casos y en una mínima cantidad terminan con trasplante hepático«, dijo.

Para determinar que es de origen desconocido, hay que comprobar que todas las causas de las hepatitis conocidas sean negativas.

«El niño está en óptimas condiciones y está en condiciones de ser dado de alta próximamente», anunció.

Sugirió despertar el alerta si en la familia hay un niño menor de 10 años con fiebre, vómitos, cambios en la coloración de la piel, con decaimiento o con gastroenteritis. Recomendó buscar la opinión de un pediatra porque en esta época hay otros virus respiratorios en circulación.

Después del caso en Santa Fe, el ministerio de Salud de la provincia de Neuquén emitió un informe para alertar sobre la presunción de un caso de hepatitis de origen desconocido en un niño de 4 años.


El comunicado completo de Neuquén


«Desde el Ministerio de Salud de la provincia del Neuquén se informa que el 29 de abril una persona de 4 años ingresó a una clínica privada con diagnóstico presuntivo de Hepatitis e insuficiencia hepática leve a moderada, posteriormente confirmado. Actualmente, la persona se encuentra con buena evolución clínica y se esperan los resultados de serología e hisopados para determinar la causa».


Hepatitis aguda infantil: cuáles son los síntomas y qué se sabe hasta ahora


Esta hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales; en algunos casos han requerido un trasplante de hígado y al menos cuatro niños fallecieron.

Los virus comunes de la hepatitis no han sido registrados en ninguno de los casos, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la OMS.

Por el momento, una causa infecciosa parece ser «lo más probable», pero no se estableció ningún vínculo común con un alimento contaminado o tóxico que pueda ser identificado, informó la ECDC.

«La creciente alza del número de niños afectados por una súbita hepatitis es inusual y preocupante» indicó Zania Stamataki, del Centro de Investigación sobre el Hígado y el Aparato Gastrointestinal de la Universidad de Birmingham.

Una hepatitis es una inflamación del hígado, como reacción a un virus, tóxicos o enfermedades autoinmunes o genéticas, su evolución suele ser benigna y sus principales síntomas -fiebres, diarreas, dolores abdominales- se resuelven rápidamente o son débiles y, a veces, aunque no es tan habitual, pueden provocar una insuficiencia renal.

El hecho de que algunas hepatitis afecten a niños de entre uno y cinco años sorprende a los especialistas así como la necesidad, en algunos casos, de trasplante.

Además, no fueron detectados en ninguno de los casos los habituales virus que originan la hepatitis viral aguda (de A a E), indicaron desde el ECDC y la OMS.

Un análisis de estos misteriosos casos de hepatitis en Estados Unidos llevó a las autoridades sanitarias del país a pensar que su origen podría ser un patógeno común llamado adenovirus 41, aunque por ahora esto sigue siendo una hipótesis.

En tanto, entre las posibles pistas, los adenovirus fueron detectados en al menos 74 niños, de los cuales 18 adenovirus del llamado «tipo 41».

«Los adenovirus son virus banales y bastantes conocidos, que provocan generalmente síntomas respiratorios (bronquitis, faringitis, etc), oculares (conjuntivitis) o problemas digestivos (gastroenteritis) y la mayoría de los humanos son infectados por estos virus antes de los cinco años», explicaron.

Varios países, entre ellos Irlanda y los Países Bajos, informaron de una creciente circulación de estos adenovirus.

Sin embargo, su «papel» en el desarrollo de las hepatitis no está claro y el adenovirus 41 «no es conocido como una causa de hepatitis entre los niños con buena salud», observó la OMS.

Entre las hipótesis figura la posibilidad de una relación con la Covid-19, detectada en 20 niños, mientas que otros 19 mostraron una coinfección de Covid y adenovirus», advirtieron.

Si esas hepatitis estuvieran causadas por la Covid, sería muy sorprendente que no fueran mucho más numerosas dada la fuerte circulación del Sars-Cov2«, destacó Graham Cooke, especialista de enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres.

Por último, la relación con las vacunas para el coronavirus fue descartada: «la gran mayoría de los niños afectados no estaban vacunados», concluyó la OMS.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hepatitis aguda infantil, el gobierno confirmó un caso en Neuquén