Vacaciones de invierno con reclamo por rutas peligrosas en Neuquén: “Dejen las oficinas cómodas y échense a rodar” 

El concejal y jefe de bomberos de Pehuenia acusó de abandono a Vialidad Provincial y aseguró que las soluciones son superficiales. Plasmó la odisea de transitar por los caminos en invierno. 





Mediante un comunicado formal, el concejal y jefe de bomberos de Villa Pehuenia describió la odisea de transitar por las rutas del departamento Aluminé en invierno, y acusó de abandono a Vialidad Provincial. Aseguró que las soluciones son superficiales e invitó a la entidad a recorrer los caminos

En una nota, el concejal y jefe de bomberos de Villa Pehuenia, Lorenzo Lorente, expuso la preocupación y sentimiento de total abandono por parte de Vialidad Provincial, “por falta de mantenimiento, rellenos serios, con material adecuado, con planificación y herramientas y maquinas en condiciones para el personal vial”, manifestó.  

Describió el estado de los caminos como con “cientos de pozos sin tapar, rutas detonadas, sin mantenimiento profundo y serio”. Ante la situación, aseguró que se realizó un “superficial” relleno de esos sectores de la ruta.  

Así están los caminos en Aluminé. Foto: Gentileza.

Invitó al presidente del directorio, Mauro Millán, y personal, a comprobar por sus propios medios la veracidad de los dichos. “Les pido que dejen las oficinas cómodas, en esta época, con hielo, nieve y échense a rodar”.  

El viento blanco, la falta de cartelería, el guardarraíl roto, y sectores intransitables, son algunos de los obstáculos que hay que sortear para transitar por el departamento de Aluminé, explicó Lorente. 

Esperando contar con la colaboración del directorio, el concejal pidió algún tipo de respuesta sobre “los motivos por los cuales hoy tenemos las rutas en este estado, casi de intransitabilidad absoluta”. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Vacaciones de invierno con reclamo por rutas peligrosas en Neuquén: “Dejen las oficinas cómodas y échense a rodar”