Un obstáculo para el turismo: recorrer la ruta provincial 65 que conecta a Villa Traful

Habitantes de la localidad y turistas deben circular por tramos que están en pésimo estado por falta de mantenimiento. La empresa CN Sapag avanza a paso lento con la obra de asfalto. La odisea de los pobladores que deben viajar por atención médica a otras ciudades de la región.





Los habitantes de Villa Traful viven en un lugar privilegiado. El entorno natural es increíble. Deslumbrante. Sin embargo, tiene una cuota importante de sacrificio. A la falta de servicios se suman los problemas de conectividad. Los pobladores deben recorrer periódicamente la ruta provincial 65 que se ha transformado en una especie de Vía Crucis.

Circular desde la localidad hacia el empalme con la ruta nacional 237 o en la dirección contraria hacia la ruta de los Siete Lagos es una odisea. Los automotores son los que aguantan el estado calamitoso de varios tramos de esa ruta de ripio, que está en obra desde finales del 2021. Y los bolsillo de los dueños los que pagan las reparaciones.

La empresa CN Sapag es la responsable de hacer la obra de asfalto de 35 kilómetros porque fue adjudicada tras ganar la licitación pública internacional. Fue la única oferente que calificó. El presupuesto oficial de la obra era de 3.000 millones de pesos, a valores de octubre del 2020. Aunque todo indica que con la escalada galopante de la inflación de los dos años últimos ese monto se incrementará bastante.

Los fondos salen de un crédito en dólares de la CAF Banco de Desarrollo de América Latina, que la Provincia pagará.

Los vehículos deben circular a baja velocidad en los sectores donde las máquinas están en plena actividad. (foto Alfredo Leiva)

RÍO NEGRO recorrió uno de los tramos de la obra, desde el río Minero hasta la localidad. El otro tramo, pobladores recomendaron no hacerlo por las condiciones de la ruta. Las máquinas viales trabajaban a ritmo cansino en un sector próximo a Villa Traful. Se podía circular pero con precaución porque el movimiento de suelos dejó grandes zurcos en la tierra. Hay otros puntos de esa tramo donde el camino es tan angosto que dos autos pasan con lo justo. Es un lugar con grandes precipicios que fnalizan en el lago Traful.

Los turistas que se animan a recorrer cualquiera de los dos tramos que conectan la localidad con las rutas 40 (Siete Lagos) o 237 llegan con poco entusiasmo. Las empleadas de la Oficina de Turismo local tienen que dar explicaciones sobre el estado de una ruta con poco mantenimiento. En esa dependencia comentaron que algunos visitantes se van del pueblo con pocas ganas de retornar.

Hay varios sectores donde la ruta provincial 65 están en pésimo estado. (foto Alfredo Leiva)

Expectativas ante una obra clave


Por eso, el anuncio de la obra de pavimentación generó expectativas en gran parte de la comunidad de Villa Traful. Para muchos habitantes la ruta en el estado que se encuentra provoca muchos trastornos. Y, sobre todo, en invierno cuando hay nevadas intensas o temporales de lluvias representa un riesgo permanente de quedar aislados.

Hay personas que requieren atención o tratamientos médicos al que acceden en los hospitales de Villa La Angostura o San Martín de los Andes. Villa Traful solo cuenta con una salita.

La semana pasada una tormenta de lluvia torrencial, relámpagos y granizo causó un alud en un tramo de la ruta 65, a unos 3 kilómetros de la Confluencia Traful. Máquinas viales despejaron en pocas horas el sector, pero fue un llamado de atención.

Entre los pobladores hay preocupación porque los trabajos para preparar el terreno donde se tirará el pavimento avanzan a paso de hombre.

El contrato entre el Gobierno neuquino y CN Sapag se firmó a principios de mayo del 2021. Hubo que esperar hasta la primavera para los primeros movimientos de suelo. Pobladores que dialogaron con este diario recordaron que fue enorme el despliegue de personal y de maquinaria durante esas primeras semanas.

Hay tramos de la ruta provincial 65 donde transitar se hace complicado por los trabajos. (foto Alfredo Leiva)

También, sorprendió la enorme tala de muchísimos árboles nativos y de pinos para ensanchar la traza. Comentaron que desde Parques Nacionales no informaron el impacto ambiental de esos trabajos. Tampoco el destino de toda esa madera.

Dijeron que la empresa reanudó los trabajos recién en diciembre pasado. “Este año mermó un montón la actividad de la empresa. No sé por qué motivo. Desconozco. Pero están trabajando con lo mínimo indispensable”, señaló Cristina Riol, que trabaja en la escuela primaria de la localidad.

“Están tapando agujeros por donde pueden”, sostuvo. Dijo que el año pasado “avanzaron un montón”. “Por lo menos el tramo de la 237 hasta Villa Traful vos ves que están las alcantarillas contenidas con ripio, que está todo con gaviones, que han puesto una malla en las partes donde se puede llegar a desmoronar”, indicó.

“Pero el año pasado la cortaban por tramos la ruta para trabajar como corresponde. Y la gente de acá tenía trabajo, los chicos estaban reentusiasmados y este año trabajan con lo indispensable”, aseguró.


Plazo de ejecución


El plazo de ejecución de la obra se estipuló en 32 meses, según la memoria descriptiva del pliego de la licitación. Y los trabajos en ejecución ya demandaron por lo menos la mitad de ese plazo y todavía no se hizo ni un metro de pavimento.

Riol opinó con respecto al estado de la ruta 65 que “depende el día”. “Por ejemplo, el otro día que cayó granizo, cayó un árbol y se llevó parte del camino en el tramo Traful-Portezuelo para Siete Lagos”, describió.

“Se desbarrancó el camino y tuvieron que rellenar con ripio. Ya pasó la máquina, pero hasta que no pasan esas cosas no le están dando bola al camino. No sé de quién es responsabilidad sinceramente, porque cuando vas a la comuna a sugerir que por favor arreglen dicen que, en realidad, eso es de Vialidad provincial que se tiene que hacer responsable”, comentó.

Este diario intentó comunicarse con Vialidad provincial para solicitar información, pero no fue posible.

Carlos Ricarte dijo que un directivo de CN Sapag le había explicado que la idea era retomar los trabajos antes, “pero arrancaron tarde”. Dijo que ayer había circulado en camioneta desde Villa La Angostura hasta Traful por el tramo de Portezuelo y “en un 80 u 85 por ciento estaba en condiciones”. Relató que lo que hay es mucho polvo en suspensión por el tránsito vehicular y la falta de lluvias. Pero recordó que por lo menos no cortaron el tránsito como en el verano pasado.

“El lugareño entiende que vivimos en un lugar natural y que estos caminos de ripio son complicados y entendemos que vivimos en un clima donde muchas veces nos corta la nieve, los aludes, el crecimiento de los arroyos”, afirmó Miriam Lagos. “El reclamo es a la empresa para que se haga cargo del mantenimiento correspondiente y a Vialidad provincial que haga lo propio en el tramo desde el río Minero hasta Confluencia Traful que le corresponde”, reclamó.

“Ya ni siquiera nos quejamos de la rotura de nuestros autos, sino que ya nos afecta a nivel salud y a nivel turístico para los que somos prestadores de servicios, porque cada turista que llega se queja del estado de la ruta, que mas allá que es de ripio, con una máquina trabajando permanentemente lo deberían mantener mejor. Y hay muchos sectores peligrosos”, advirtió Lagos.

«Lo que pedimos a la empresa CN Sapag, que ganó la licitación, es que realmente mantenga la ruta 65 porque es lo que no hace».

Miriam Lagos, prestadora de servicios turísticos de Villa Traful.

El movimiento de áridos en sectores de la obra de la ruta provincial 65 para preparar el suelo. (foto Alfredo Leiva)

Los trastornos para los pacientes que deben viajar para atenderse en los hospitales


La conectividad para los habitantes de Villa Traful es clave, sobre todo, cuando se trata de la atención médica. En esos casos se transforma en algo esencial.

“Pasan muchos meses que esta empresa CN Sapag deja la ruta 65 sin mantenimiento y realmente nos complica a nivel salud. Nos ha tocado momentos que se ha tenido que trasladar enfermos, gente del lugar, y no podían salir por el estado de la ruta en invierno”, afirmó Miriam Lagos.

“Los trafuleños estamos como acostumbrados a tener una ruta así. Y estamos como ilusionados de tener el asfalto en algún momento; no va a ser a corto plazo, y entendemos las condiciones del clima. Lo que sí reclamamos es a la empresa CN Sapag que es la que ganó la licitación que realmente mantenga la ruta”, exigió Lagos, que es prestadora de servicio turístico en Villa Traful.

“A mí personalmente se me complica ya que viajo 2 veces por semana con mi bebé para que pueda recibir estimulación temprana y asistencia médica. Mi bebé tiene síndrome de down y cardiopatía congénita. Viajamos todos los lunes y miércoles desde Villa Traful hasta San Martín de los Andes”, explicó Claudia.

Recordó que en una ocasión se quedó una semana en San Martín de los Andes “hasta que se pudo abrir la ruta del Portezuelo, con otro paciente más que es un hombre de Villa Traful que lo llevan a dializar tres veces por semana”.

Explicó que su bebé cumplió un año a finales del año pasado y desde que nació viajan frecuentemente. “Si la máquina pasara seguido, como corresponde, no se cerraría el camino, pero cuando hay 40 centímetros de nieve tampoco le dan mucha bola quedamos encerrados y no les importa nada”, lamentó.

“Lo han tenido que sacar a mi bebé en la ambulancia porque la cardiopatía congénita hace que se enferme muy seguido y que le agarren neumonías y enfermedades de tipo respiratorias”, contó la madre. “Es complicado”, aseguró.

Se pasan la pelota entre Vialidad provincial y CN Sapag (…) En la subida de Puerto Arrayán perdés el tren delantero si no vas atento».

Cristina Riol, docente de Villa Traful.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un obstáculo para el turismo: recorrer la ruta provincial 65 que conecta a Villa Traful