Solorza cumplió un sueño en su debut mundialista

Marco tuvo su estreno en el Mundial de Superbike que cumple la penúltima fecha en el autódromo El Villicun, en San Juan. Toprak Razgatlioglu fue categórico y ganó con su Yamaha.





Marco Solorza puede darse por satisfecho, porque cumplió su sueño de participar en el Mundial de Superbike en el autódromo El Villicum de San Juan.

Quedó 18 en la primera final, aunque el resultado sirve sólo para las estadísticas, porque hizo todo bien. Ganó Toprak Razgatlioglu, gran candidato al título. 

Marco edificó un buen trabajo en la primera final, teniendo en cuenta que clasificó último, nunca giró con las gomas que se utilizan en las pruebas y su mano a mano era con Luciano Ribodino, el otro argentino que debutó, al que superó con comodidad. 

Nunca estuve en una prueba tan extensa”, anticipó Solorza antes de largar con su Kawasaki del Outdo TPR Pedercini Team. El primer regional en participar de una fecha mundialista en Superbike completó la exigencia. 

Es más, a pesar de la disparidad que hubo entre su moto y la Yamaha de Razgatlioglu, el líder del Mundial no pudo sacarle una vuelta, por lo que Solorza terminó en el giro del ganador, demostrando que con un medio mecánico más competitivo puede ser parte de la elite del Superbike. 

Razgotlioglu, quien festejó su cumpleaños, no tuvo contra, después de la caída de Scott Redding, dueño de la pole, quien se recuperó y terminó noveno. Se fue adelante y edificó una diferencia que le permitió ganar con facilidad. Segundo el múltiple campeón Jonathan Rea y tercero Michael Rinaldi.  

El líder del Mundial y figura del equipo Yamaha dio otro paso en busca del ansiado título. Le sacó cinco puntos más a Rea, quien quedó a 29. Tercero Redding, a 72. 

Mañana se completará la penúltima fecha del certamen, en la que el turco buscará quedar cerca de la consagración o bien asegurarse el título si no suma Rea. A las 12 se largará la Súperpole y a las 15 comenzará la segunda final.


Comentarios


Seguí Leyendo

Solorza cumplió un sueño en su debut mundialista