Suspensión viajes de egresados: “Es un impacto emocional muy grande”

La Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche estima la parálisis será por 2 meses ,que es el lapso que demanda volver a reorganizar todo. Preocupa que no hayan anunciado paliativos económicos.

Unas 4.500 familias dependen de la actividad que genera el turismo estudiantil en Bariloche, según Ateba. (Foto archivo)

Unas 4.500 familias dependen de la actividad que genera el turismo estudiantil en Bariloche, según Ateba. (Foto archivo)

El rumor circulaba desde hace unos días en las calles de Bariloche y se confirmó este miércoles. El presidente Alberto Fernández dispuso la suspensión de los viajes de egresados como una de las restricciones para tratar de frenar el incremento de contagios por covid-19 como consecuencia de la segunda ola del nuevo coronavirus en el país.

El anuncio confirmó el escenario difícil, pero causó más preocupación que el Presidente no adelantara ningún tipo de asistencia económica para uno de los sectores que mueven la economía de Bariloche.

Como preludio a esta confirmación, días atrás la empresa más grande de turismo estudiantil, Travel Rock, suspendió sus viajes programados y había generado impacto la decisión que el municipio consideró "unilateral". Desde la empresa se habían anticipado al anuncio presidencial pero también -según el gobierno local- habían argumentado un escenario de colapso sanitario en la ciudad que no es real en este momento.

“Por supuesto que lo veníamos especulando y era una posibilidad y, obviamente, que priorizamos la salud por sobre todas las cosas”, sostuvo el secretario de la Asociación de Turismo Estudiantil (Ateba) de Bariloche, Néstor Denoya.

Planteó que el Presidente anunció un cierre durante las próximas tres semanas, pero advirtió que después hay que arrancar otra vez a reorganizar todo. “Nosotros suponemos que van a ser dos meses para organizar otra vez todo”, estimó.

“El impacto es muy grande, emocional, porque pensábamos que la conferencia del Presidente venía con algún tipo de ayuda”, comentó Denoya tras escuchar el mensaje del Presidente.

“En eso nos vamos a juntar mañana con la gobernadora (Arabela Carreras) y le vamos a expresar la enorme preocupación, porque las empresas en este año (de pandemia) han consumido todos los ahorros, igual que las personas”, afirmó. “Así que estamos casi sin espaldas para encarar esta baja temporada”, aseguró. Recordó que el turismo estudiantil dependen unas 4.500 familias de Bariloche.

Desde que se retomaron los viajes, llegaron a Bariloche unos 10.000 egresados.

El año pasado estaba previsto que unos 100.000 estudiantes viajaran a Bariloche. Pero arribó un 15 por ciento, según Denoya. “Esperábamos a muchísimos grupos en abril, mayo y junio, que iba a ayudar a pasar la temporada baja”, comentó.

Y aseveró en que el sector del turismo estudiantil respetó estrictamente los protocolos. Respecto a los egresados que regresan contagiados a sus ciudades de origen, manifestó que el turismo estudiantil “es el único segmento que se testea. Si agarrás un avión y se testea a 200, 100 pasajeros tienen Covid”. “En las últimas horas, tres micros volvieron a Córdoba sin ningún contagiado. Quiere decir que la burbuja funciona”, destacó.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Suspensión viajes de egresados: “Es un impacto emocional muy grande”