Técnicas antienvejecimiento para tener una piel mejor

Noelia Tasat, médica especializada en medicina estética y anti aging, asesora y aconseja sobre el uso de la Toxina Botulínica de tipo A.Beneficios, limitaciones y aplicaciones.




En los últimos años ha aumentado actividad de la medicina antiaging o antienvejecimiento, con consulta tanto de hombres como de mujeres. Esta práctica busca devolver en cierta medida la juventud, tanto al rostro como al cuerpo, para atenuar el paso de los años, tratando de eliminar las arrugas, manchas típicas de cierta edad, entre otras cosas, para mejorar la calidad de la piel aportando luminosidad y elasticidad.


Noelia Tasat, médica especializada en medicina estética y anti aging, (MP 5218), de Roca, asesora y aconseja sobre esta práctica y el uso de la Toxina Botulìnica de tipo A.


La toxina botulínica de tipo A es una proteína que, al ser inyectada, bloquea las señales nerviosas – explica la médica - y hace que los músculos se contraigan y debilite -parcial o totalmente- según la dosis administrada, de forma temporal.
De esta manera, los músculos del rostro se relajan, explica la profesional, atenuando las arrugas y líneas de expresión, aquellas que se forman con el rostro en movimiento (dinámicas).

“Cada vez que nos expresamos, reímos, lloramos, nos sorprendemos, los músculos de la cara se contraen y, con el paso del tiempo dicha actividad genera arrugas, como las líneas de la frente, del entrecejo o las patas de gallo”, explica Tasat a Río Negro.


Por esta razón es fundamental tener un conocimiento anatómico, de cómo interaccionan los músculos faciales – aclara la profesional – e individualizar los puntos y dosis para satisfacer las necesidades de cada paciente y así obtener los mejores resultados.


La aplicación de la toxina botulínica es un proceso mínimamente invasivo, rápido e indoloro y no se usa anestesia, indica Noelia y asegura que tampoco requiere test de alergia la práctica. Lleva pocos minutos y los pacientes pueden continuar con su ritmo de vida habitual sin inconvenientes.


Según Tasat, se aplica mediante microinyecciones directamente en el músculo responsable de la formación de la arruga; y, al relajarlo temporalmente, previene la formación de nuevas líneas de expresión, ya que su efecto impide que las arrugas existentes se profundicen más y también la formación de nuevas líneas, de esta manera, la aplicación actúa de manera preventiva.


“Los efectos iniciales son visibles entre 48 a 72 horas después del tratamiento, y los máximos resultados se ven a los 14 días”, dice.
Generalmente se aplica en el área superior del rostro, la frente, el entrecejo y las patas de gallo, pero también puede usarse para las arrugas de la nariz (aquellas que se forman a los costados de la nariz cuando uno ríe), algunas zonas del cuello, mentón, entre otras.


La pérdida del efecto es gradual –explica Tasat- y los resultados se van atenuando poco a poco. La duración es de 4 meses aproximadamente, dependiendo del metabolismo de cada paciente, del grosor de la piel, la fuerza muscular, la expresividad de cada persona, indica.


También influyen la técnica de aplicación y dosis utilizada. Una vez que finaliza el efecto, el paciente vuelve al estado anterior a la aplicación, habiendo evitado durante ese período que el paso del tiempo siga dañando la piel: esa es la manera de hacer prevención. “En general para conseguir una piel más joven y tersa se recomienda de 2 a 3 veces en el año”, sugiere la médica.


Según la profesional, la seguridad de los tratamientos estéticos realizados con esta sustancia ha sido probada en estudios médicos a lo largo de 20 años para el tratamiento de alteraciones oftalmológicas y neurológicas, lo que certifica que se trata de una terapia segura, eficaz y bien tolerada. Sus efectos no son a nivel sistémico siempre que se respeten las dosis y zonas adecuadas de inyección.

¿Todos pueden colocarse toxina botulínica de tipo A?

Tanto hombres como mujeres pueden hacer uso de esta proteína, menos aquellos que tengan algunos de estas enfermedades o síntomas.
· Pacientes con Miastenia Gravis o Síndrome de Eaton Lambert (enfermedades Neuromusculares)
· Presencia de infección en el sitio de inyección.
· Hipersensibilidad a cualquier componente de la formulación.
· Trastornos de la coagulación o terapia con anticoagulantes(relativa).
· Uso de antibióticos como aminoglucósidos o espectinomicina.
· Embarazo y lactancia.

Después de realizar cada tratamiento y obtener de ello un resultado exitoso, se recomienda tener ciertos cuidados como evitar tocar o masajear la zona tratada; evitar los ambientes muy calurosos, porque generan vasodilatación (saunas, baño de vapor, duchas calientes); evitar la exposición al sol inmediatamente después de la aplicación y practicar actividad física.


“Esto es importante para que la toxina no se difunda a músculos que no queremos tratar”, especifica la profesional y añade: “Debemos saber que toxina no rellena, no produce hinchazón o aumento de volumen. Solo suaviza los gestos y mejora las arrugas”.


Esta aplicación ¿es igual en hombres? Los músculos de la cara de los hombres son más potentes que los de las mujeres -aclara la médica - por lo que, en estos casos se suele necesitar más dosis y más puntos de inyección.
Al tratarse de un tratamiento que combate las arrugas de expresión y actúa de manera preventiva - asegura Tasat-muchas veces se produce una reeducación de la gesticulación y así se acentúan menos las arrugas que existían. “

Cuando se administra correctamente por un profesional, los resultados ofrecen un aspecto natural sin cambiar ni perder facciones naturales”, afirma.


La toxina también es utilizada en otras aplicaciones dermatológicas – comenta la médica - siendo muy eficaz en casos de hiperhidrosis (sudoración excesiva), tanto axilar como palmar. También se usa para la corrección de asimetrías causadas por parálisis facial.


En tratamientos estéticos, se puede complementar con otras técnicas, como peelings, mesoterapia, radiofrecuencia, siempre y cuando se espere un tiempo prudencial entre cada práctica. “Se puede combinar también con ácido Hialurónico, distintos láseres de rejuvenecimiento facial, y radiofrecuencia para obtener un resultado de rejuvenecimiento global”, concluye la médica estética.


Comentarios


Técnicas antienvejecimiento para tener una piel mejor