Temen que la violencia se traslade al centro



CIPOLLETTI (AC).- Por el conflicto en el barrio Anai Mapu, la secretaría de Seguridad trasladó a una familia del sector al centro de la ciudad y ahora sus nuevos vecinos se quejan porque temen que el otro bando tome represalias. El gobierno está trabajando para desactivar la violencia y evitar nuevos enfrentamientos entre los grupos que mantienen una rivalidad territorial. Hace un tiempo, como medida de protección la secretaria de Seguridad, Martha Arriola, solicitó el traslado de un grupo familiar desde el barrio Anai Mapu a una casa que el gobierno alquiló en el centro de Cipolletti. La medida se realizó mediante una resolución del Poder Judicial que incluyó al grupo dentro de la categoría de “testigos protegidos”. Es por eso que no se difunden ni la dirección ni los apellidos del núcleo familiar. Aparentemente estas personas fueron víctimas y también testigos de varias situaciones de violencia que se produjeron en el barrio Anai Mapu. La mudanza de este grupo al centro de la ciudad es un tema que preocupa al resto de las familias que residen en las inmediaciones. “Los vecinos están con mucho miedo y no se animan a hablar por temor a represalias”, dijo una persona que sigue de cerca esta situación. El temor radica en la posibilidad de que los enemigos del grupo tomen represalias contra la gente que ahora vive en el centro y se produzcan episodios de violencia.


Comentarios


Temen que la violencia se traslade al centro