Tiene 35 años y necesita $ 90.000 por mes para vivir. ¿Y nosotros?



Leer, informarse y después levantar presión son los métodos infalibles para que un argentino “de a pie” pueda comprender cuáles son los motivos para que nuestro país se encuentre en semejante estado calamitoso, económica, social y culturalmente hablando.

Primero nos enteramos del caso Fariña, quien derrochó millones en su casamiento con la modelo Karina Jelinek, y enseguida vino el otro “puber” Elaskar, dueño de una financiera en Puerto Madero; ambos jóvenes que deslumbraron ante las cámaras por su capacidad para hacer plata de una parcela de “barro”. Y ahora, después de conocer las andanzas del matrimonio y los hijos de quien decidiera sobre nosotros durante 12 años, conocemos desde los tribunales a sus “cómplices de aventuras delictivas” Julio De Vido y señora, Lázaro Báez, Cristóbal y José López, Ricardo Jaime, Pablo Schiavi, Claudio y Mario Cirigliano, Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele, Nuñez Carmona, Luis D’Elía, Esteche, Héctor Capaccioli, Ricardo Echegaray, Guillermo Moreno y su esposa, Carlos Zannini, Rudy Ulloa, Aníbal Fernández, Máximo Kirchner y las sobrinas de Cristina Kirchner, Romina y Natalia Mercado, hijas de Alicia, la gobernadora de Santa Cruz. Y ahora la señora madre de Cristina, también imputada. Los jueces Zaffaroni y Oyarbide, Milagro Sala, Mariano Recalde, Martín Sabbatella y una lista de imputados y procesados que nosotros no conocemos pero fueron parte de la estafa nacional.

Según el “observatorio de la corrupción” que publicó la Corte Suprema de Justicia, los expedientes contra el kirchnerismo en la presidencia de Néstor Kirchner fueron sobre seis causas. En el primer mandato de Cristina fueron 18 y en el segundo, 28. En el 2016 se iniciaron ocho casos más y todavía no ha terminado el año. Son 25 los exministros y primeras líneas de la gestión anterior que son investigados en Comodoro Py.

La lista es mucho más extensa y será la Justicia la que nos diga si es cierto o no que estamos rodeados de tantos delincuentes, pero a todo ello debemos agregarle que durante los gobiernos del “matrimonio” el plan kirchnerista que dieron en llamar “patria grande” introdujo en nuestro territorio, sin ningún control aduanero o de antecedentes penales, un millón de extranjeros en poco más de una década, y los dejó hacinados en villas y asentamientos que se multiplicaron por doquier, quizá porque sabían que semejante cantidad de delitos gubernamentales algún día los iba a expulsar del poder y dejarían una bomba de tiempo a punto de estallar a quienes, habiendo ganado las elecciones con el voto del pueblo, tenían que tratar de solucionar los problemas que ellos le dejaron a la nación argentina.

Como si fuera poco, el juez Casanello trabó un embargo por $ 800 millones a Martín Báez –el “nene” de don Lázaro Báez– y un doble procesamiento por lavado de dinero (recordemos cuando contaba dólares en La Rosadita), y ahora el muchacho no sabe cómo hacer para vivir como acostumbraba antes del embargo, pues según dice necesita $ 90.000 por mes para sus gastos.

El Tribunal de Tasaciones de la Nación en junio de este año arrojó que Lázaro Báez tiene 162 propiedades distribuidas en siete localidades santacruceñas, por un valor de $ 1.373 millones, sin incluir más de 150 propiedades detectadas en nueve provincias.

Si en algo nos parecemos los ciudadanos “comunes” con el chico Báez es en que también nos gustaría mucho contar con
$ 90.000 mensuales para vivir como Dios manda, pero por lo visto eso sólo fue un logro de quienes dijeron que representaban a un partido político que al final terminó siendo una banda de delincuentes con jefe y lugartenientes incluidos.

“La corrupción es un mal inherente a todo gobierno que no está controlado por la opinión pública” (Ludwig von Mises).

Ricardo Bustos

DNI 7.788.556

“Si en algo nos parecemos los ciudadanos ‘comunes’ con el chico Báez es en que también nos gustaría mucho contar con $ 90.000 mensuales”.

Ricardo Bustos

DNI 7.788.556

Datos

“Si en algo nos parecemos los ciudadanos ‘comunes’ con el chico Báez es en que también nos gustaría mucho contar con $ 90.000 mensuales”.

Comentarios


Tiene 35 años y necesita $ 90.000 por mes para vivir. ¿Y nosotros?